Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Al inaugurar el primer día de parlamento abierto en la Cámara de Diputados sobre la creación del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, llamó a los mexicanos a no resistirse al cambio y sumarse para resolver los problemas que enfrenta el país en la materia.
«Vivimos en tiempos de resistencia al cambio y deseo que no se llegue al extremo de que el individuo se resista y se ignoren oportunidades de entender y resolver los problemas reales de la sociedad que enfrenta un proceso de transformación», dijo.
En la primera mesa La Transformación del Sistema de Salud Mexicano, Alcocer Varela lamentó que el Seguro Popular se usó como dispositivo financiero que no garantizó la atención primaria de la salud, y pidió no ver a ésta como una mercancía, sino como un derecho humano.
«No se enfocó en la prevención de enfermedades o en la promoción de salud, fue una estrategia que buscaba beneficiarse de enfermedades más que tratarse de una institución sólida que diera atención a la gente vulnerable. Como caballo de Troya, comercializó la salud según la capacidad de pago, fue fuente de corrupción e influencias que otorgó atención limitada y suministro escaso de medicamentos. Esto fomentó un trato inhumano en los sectores más humanos», resaltó.
Cristian Roberto Morales Fuhrimann, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en nuestro país, comentó que si bien en los últimos 15 años México ha tenido avances importantes en salud, como en la disminución de muerte materna e infantil, aún existe una gran inequidad en el acceso a servicios sanitarios.
«Hay avances innegables, pero también es cierto que la población más pobre aún tiene mayores probabilidades de morir. Esta situación no es propia de México, sino de la región de las Américas. Somos la segunda zona con mayores inequidades y con sistemas de salud con menor acceso, por ello consideramos que la propuesta del instituto es consecuente con invertir en el primer nivel de atención», dijo.
En la segunda mesa de trabajo, Juan Ferrer, propuesto por el Presidente para dirigir el Instituto de Salud para el Bienestar, calificó al Seguro Popular como un fracaso.
«Es un espejismo decir que ha crecido el número de camas, que hay más personal e instalaciones de salud. Les hago saber que existen 309 hospitales en todo el país desperdiciados y que fueron construidos con recursos del pueblo», indicó.

Anunciate con Nosotros