Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Roberto Albores Gleason está desesperado. En todas las encuestas el candidato del PRI al gobierno de Chiapas se ubica en tercera posición. Y aún falta el fallo del Tribunal Electoral del poder Judicial de la Federación (TEPJF), que podría desprender de la coalición “Todos por Chiapas” a los partidos locales Chiapas Unido y Podemos Mover a Chiapas.

El ungido por el PRI-PVEM-PANAL no levanta. Por eso usa a niñas en la filmación de un spot publicitario en San Cristóbal de Las Casas. Cámara acción: se hace correr a niños y se les pide abrazarlo y besarlo cariñosamente. Sus publicistas buscan afanosamente mostrarlo afable y cariñoso, como estrategia para ganar simpatías entre el electorado. Pero el electorado chiapaneco se ha expresado en los sondeos de opinión contrarió a su proyecto político. El candidato del PRI no levanta y el manejo de su imagen depende de Televisa y de la reportera Susana Solís Esquinca, del antiguo equipo de Joaquín López Dóriga, y ex directora general del Sistema Chiapaneco de Radio, Televisión y Cinematografía (SCHRTVC). Así que lo que no logró en 12 años, difícilmente lo logrará al cuarto para las ocho, cuando se acerca el día en que los chiapanecos habrán de decidir en las urnas quién gobernará los próximos seis años.

El spot del junior Roberto Albores Gleason es una simulación. Y el pueblo ya no se chupa el dedo. Las dinastías familiares deben de terminar. Chiapas no puede seguir postrado, aniquilado, empobrecido, mientras unas cuantas familias se alternan el poder político de generación en generación.

¡Ni un voto a Gleason…! ¡¡¡Llegó el tiempo de las definiciones!!! Fsur.

Anunciate con Nosotros