Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

San Cristóbal de Las Casas., Chiapas. – El obispo Felipe Arizmendi Esquivel, dijo que se va contento pero no satisfecho porque siguen habiendo muchos conflictos sociales.

Luego de celebrar su última misa en plaza Catedral, aseveró “el trabajo que inició don Samuel y antes que él, lo hemos sabido continuar”; y espera que el obispo que viene Rodrigo Aguilar Martínez, continúe el trabajo que se ha hecho en la diócesis de San Cristóbal de Las Casas.

Señaló que hay conflictos en varias partes como Oxchuc, Tila y lo más preocupante los desplazados de Chalchihuitán que han quedado despojados de sus tierras y hay otros problemas también, todavía no se logra la integración que quisiéramos entre los pueblos, etnias y religiones.

“Por eso no me voy satisfecho pero sí contento porque Dios me concedió conocer mucho de Chiapas y cerca de los pueblos y poder aportar algo a la paz, a la dignidad de las personas, a la armonía, aprender a respetar las diferencias para convivir en armonía siendo diferentes, tenemos muchas religiones musulmanes, judíos, budistas, pero en general de convivencia pacífica”.

Arizmendi Esquivel quien permaneció 17 años en la diócesis local, remarcó “me voy contento porque Dios me ha concedido ver varios puntos por ejemplo he visto avances, carreteras, luz, caminos, escuelas, hay mayor dignidad también de las personas indígenas, se les reconocen ya sus derechos. Y, como Iglesia hay más armonía, más influencia, seguimos ordenando diáconos, hay muchos catequistas”, finalizó. Fsur.

Anunciate con Nosotros