Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

De acuerdo con Breitbart, un ex líder y fundador de Los Zetas fue ejecutado junto a su familia, por sus enemigos del Cártel del Golfo, ya que intentó tomar el control de la plaza de Matamoros, Tamaulipas

Ildefonso Ortiz

La lucha interna por el control del Cártel del Golfo en esta ciudad fronteriza de Matamoros, Tamaulipas, llevó al secuestro y probable ejecución de un jefe del grupo criminal y líder fundador de Los Zetas y la misma suerte habría corrido su familia.

Rogelio Rolando González Pizana más conocido como “Kelin” o “Z-2″ fue uno de los miembros fundadores originales de los temibles Zetas. Mientras que el cuerpo no ha sido encontrado y las autoridades mexicanas han guardado silencio sobre el caso, Breitbart Texas ha consultado con múltiples fuentes dentro y fuera de Tamaulipas. Todos ellos dijeron que han recibido información que apunta al secuestro y ejecución de González a manos de sus rivales dentro del Cártel del Golfo.

“KELIN” Y LOS ZETAS

Lo que llegó a ser conocido como uno de los cárteles más despiadados y violentos de México, Los Zetas comenzaron como un grupo de guardaespaldas y guardianes, altamente capacitados, leales al entonces jefe del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén. A diferencia de la mayoría de los Zetas originales, González no era ex militar. Él tenía credenciales de la Policía Federal; sin embargo, no está claro si realmente sirvió en la fuerza policial.

Después del arresto de Guillén y la muerte de Arturo Guzmán Decena, alias el “Z-1″, González encabezó a Los Zetas y a una sección del Cártel del Golfo. Su reinado fue de una corta duración.

El 29 de octubre de 2004, las fuerzas de la policía militar y federal mexicanas intentaron arrestar a González en un club de striptease llamado “La Covacha”, en la ciudad fronteriza de Matamoros. El arresto se intensificó rápidamente en un temible tiroteo con varias bajas en ambos bandos. Las autoridades finalmente pudieron arrestar “El Kelin” y enviarlo a la Ciudad de México para ser juzgado.

González permaneció en prisión hasta que fue finalmente condenado en enero de 2014, con una pena de prisión de 16 años, tal como lo informó Breitbart. Que “El Kelin” haya finalizado en prisión significó que las traiciones, asesinatos y ejecuciones llevaron a una guerra bárbara entre el Cártel del Golfo y Los Zetas.

“KELIN” QUERÍA EL CONTROL DE LA FRONTERA

En agosto de 2014, un juez federal mexicano redujo la condena de “El Kelin” a sólo seis años de prisión y lo puso en libertad inmediatamente. El comunicado molestó a los agentes encargados de hacer cumplir la ley en Estados Unidos, que ya tenían una acusación de narcotráfico contra él. En ese momento, los miembros del Cártel habían filtrado un comunicado de prensa, afirmando que González se preparaba para asumir el control del Cártel del Golfo y que eliminaría a los dirigentes más salvajes con el fin de tomar el control de la zona fronteriza.

Breitbart de Texas habló con varias fuentes que confirmaron que durante varios meses, González había estado trabajando para obtener apoyo, con el fin de hacerse cargo de la plaza de Matamoros para el Cártel del Golfo. Ese esfuerzo llegó a su fin cuando fue secuestrado junto con su familia y aparentemente ejecutado por los hombres armados leales al actual jefe de plaza, Odon Azua Cruces, alias “El Gordo Cereza”.

Las autoridades creen que los cuerpos fueron sepultados y probablemente permanecerán como otro caso más de personas desaparecidas. Breitbart Texas fue a Matamoros a comprobar para ver si ha habido algún funeral privado que la familia hubiera celebrado. Sin embargo, se encontró que no hay eventos que se hayan celebrado, según autoridades de Tamaulipas, además de que no se han encontrado los cuerpos.

Según lo informado por Breitbart de Texas, “El Gordo Cereza” recientemente tomó el control de Matamoros después de la detención de su jefe, Ángel “El Orejón o Ciclón 7″ Prado Rodríguez. Desde que asumió la zona, “El Gordo Cereza” ha llevado traído consigo una ola de terror, ya que el Cártel del Golfo cambió de táctica y empezó a secuestrar a personas inocentes para pedir rescate.

Muchas de las víctimas no han sido devueltos con vida, informó Breitbart de Texas. Las autoridades mexicanas no han sido capaces de frenar la ola terrorífica de secuestros.

No está claro si el asesinato de González explica el por qué del aumento de la violencia en esta ciudad fronteriza. Además de los conflictos internos, las autoridades mexicanas siguen persiguiendo a varios líderes, lo que resulta en enfrentamientos casi diarios. Fsur.

Anunciate con Nosotros