Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

El empresario estadunidense Lido Anthony Iacocca, mejor conocido como Lee Iacocca, creador del emblemático Ford Mustang y líder de Chrysler, murió este martes a la edad de 94 años.

Hijo de inmigrantes italianos, Lee Iacocca se convirtió en uno de los líderes más representativos de la industria automotriz estadunidense desde finales del siglo XX y principios del XXI. “Su personalidad contundente y arrogante dominó la industria del automóvil como nadie desde Henry Ford”, apuntó el diario Los Angles Times. 

Iacocca realizó una carrera espectacular, acentuada por su papel como el creador del popular Ford Mustang en 1964 y su histórico rescate de Chrysler a principios de la década de 1980.

El empresario que durante años había criticado la intervención federal en la industria automotriz, solicitó unaayuda financiera por mil 500 millones de dólares al Congreso estadunidense para sacar a Chrysler de sus deudas. A costa de ese financiamiento, así como de drásticos recortes de gastos y de personal de la firma y la creación de atractivos modelos, que además innovaron en el ahorro de combustible, Iacocca llegó a convertir la alicaída Chysler en la tercera armadora más importante de la industria automotriz estadunidense, detrás de General Motors y Ford.

El empresario empezó como ingeniero en prácticas en la compañía Ford Motor Company en 1946 y llegó a ser vicepresidente y director general de la firma.

Iacocca revolucionó la compañía, tanto con sus ideas de marketing como ideando nuevos modelos. Un factor significativo en su opinión eran los automóviles importados, que cada vez abarcaban más el mercado norteamericano.

Sin imaginar que crearía una leyenda, concibió uno de los automóviles más exitosos que haya fabricado Ford, el Mustang, un coche de aspecto deportivo que se vendió a un precio económico y constituyó un éxito, al colocarse en la preferencia de los consumidores.

Los estadounidenses no querían tanto el motor de auto deportivo, sino la apariencia. En 1964, su primer año de salida al mercado, el Mustang se vendió más que cualquier otro automóvil de Ford, batiendo todos los récords de ventas, de acuerdo con Wikipedia.

En 1970 ya era presidente de la empresa Ford. Fue destituido del cargo en 1978 debido a sus diferencias con Henry Ford hijo.

A su salida de Ford, Iacocca ingresó a Chrysler, que en ese momento se encontraba en declive. Iacocca reunió a algunos de sus antiguos compañeros de Ford y puso en marcha una gama de nuevos modelos, entre los cuales destaca el Voyager, el primer monovolumen que salió al mercado. Con Iacocca al frente, Chrysler regresó a ser una empresa altamente eficiente.

La firma tenía pérdidas de 160 millones de dólares, pero con Iaccoca al frente, pagó todas las deudas en menos de cinco años, y le dio la vuelta a la situación de la empresa. Su monovolumen Dodge Caravan/Plymouth Voyager, introducido en 1983, fue uno de los vehículos más vendidos en Estados Unidos, de acuerdo con datos de Wikipedia.

También introdujo los modelos “K”, de cuatro cilindros y con un consumo de combustible mucho menor que los autos hasta ese momento estándar, lo cual hizo disparar las ventas de esos vehículos.

Durante la dirección de Iacocca, la compañía, ya solvente, realizó alianzas con otras grandes firmas, como Mitsubishi, AMC, Maserati y Lamborghini. Posteriormente compró en su totalidad estados dos últimas.

Iacocca se jubiló a finales de 1992, pero siguió perteneciendo al comité ejecutivo de Chrysler.

Es autor de dos libros que continúan siendo éxitos de ventas: Iacocca: una autobiografía (1983) y Hablando claro (1988). Fsur.

Anunciate con Nosotros