Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Elba Esther Gordillo reapareció en la vida pública de México con sed de revancha: advirtió que buscará enterrar la Reforma Educativa y retomar el liderazgo en la defensa de los trabajadores de la educación en el país lo cual, coinciden los académicos y politólogos Sergio Aguayo Quezada, José Antonio Crespo, Enrique Toussaint, Gustavo López Montiel y José Luis Hernández Avendaño, indica que “La Maestra” estará activa en la materia que más le apasiona: la política.

Para estos politólogos, la liberación y el regreso de la ex lideresa del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) es una muestra del fracaso público de la administración de Enrique Peña Nieto en materia de justicia, pero es también un claro desafío al discurso de cambio del nuevo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Una sonrisa altiva se dibujó en su cara al ingresar al salón Castillo del Hotel Intercontinental, en la Ciudad de México, mientras era recibida con aplausos y al grito de “¡Elba Elba!”, pronunciado por cientos que personas, la mayoría maestros, que acudieron a ver la reaparición en público de Elba Esther Gordillo Morales, después de poco más de cinco años de arresto y ausente de la escena pública.

“La Maestra” miró con satisfacción y regocijo, caminó unos metros hacía el templete, trastabilló al llegar al primer escalón; de inmediato se recuperó, subió las escaleras, levantó la mirada complacida y con un tono dramático inició su mensaje.

“Señoras y señores, amigos todos, aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona y es producto de una persecución política de acoso. Es producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas”, dijo al tiempo en que una imagen de ella, tras las rejas, aparecía a sus espaldas.

Vestida con un sobrio traje negro, que combinó con unos aretes discretos y una pulsera que apenas se percibía, “La Maestra” reapareció con una imagen sombría y bajó los flashazos de cientos de cámaras.

Su cuerpo pequeño es visiblemente más delgado que antes pero ella, la ex lideresa, no mostró ni un ápice de vulnerabilidad. Irradiaba dureza y entereza.

“¡Soy inocente y muestro a ustedes lo que justifica mi inocencia!”, exclamó tajantemente mientras asentía con la cabeza y con sus dos manos levantaba el acta legal con la que se le otorgó su libertad.

Los asistentes aplaudían y gritaban a la par que los camarógrafos captaban el momento.

Al acto se invitó oficialmente como una supuesta “rueda de prensa”. Sin embargo, no se permitieron preguntas a los medios de comunicación, y el salón fue abarrotado, en su mayoría, por simpatizantes de Gordillo Morales.

En las primeras filas y hasta el final se congregaron maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación  de varios estados, entre ellos San Luis Potosí, Michoacán, Puebla, Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Morelos, Estado de México, Nuevo León. Pero la mayoría, eran maestros de la sección la 36 del Valle de México.

Durante su discurso, Elba Esther remarcó a la audiencia: “Recuperé mi libertad y en este momento la Reforma Educativa se ha derrumbado”. En ese instante se desbordaron los aplausos. No faltaron las maestras que entre sus manos levantaron cartulinas con mensajes de apoyo para la ex lideresa.

“La Maestra” estaba de nuevo en su carril, entre los suyos, en un terreno estratégicamente cuidado.

No hubo disidentes, ni manifestaciones directas contra ella. La única protesta que se escuchó fue la de varios  representantes de medios de comunicación que quedaron fuera y a la mitad del discurso de Elba Esther tuvieron que gritar: “¡Prensa, prensa, prensa!” para que les permitieran el paso al ya abarrotado salón.

Fue más un mitin político, ella quería dar un mensaje, desde que no hay preguntas se vio la intención de “La Maestra”, percibió el politólogo Enrique Toussaint.

La ex Presidenta vitalicia del SNTE, con gesticulación desafiante y tintes de encono, habló de traición y  dejó ver que peleará por regresar al la dirigencia del sindicato.

“Ejerceré mi libertad consiente de que mi lealtad siempre estará a lado de los maestros y las maestras de México y de la defensa de la educación pública de excelencia. En lo inmediato me debo a los míos, quienes padecieron mi ausencia, sin que esto implique abandonar mis convicciones. La vida continúa, a México le tiene que ir bien”, dijo.

Hace más de cinco años que fue acusada por la Procuraduría General de la República (PGR) por el presunto desvío de por lo menos 2 mil millones de pesos de los trabajadores de la educación a varias cuentas privadas. Y 21 días antes, Gordillo Morales, en un mitin en compañía del entonces Gobernador del Estado de México, el priista Eruviel Ávila Villegas, con los maestros de la Sección 36 del SNTE y con el secretario general ejecutivo, Juan Díaz de la Torre, Elba Esther dijo: “Ni amenazas, ni nada me van a intimidar. Para morir nací. Quiero morir con un epitafio: ‘Aquí yace una ‘guerrera’; como ‘guerrera’ murió’”.

“Hoy esta guerrera está en paz”, dijo Gordillo en su reaparición. Su mensaje no duró más de 15 minutos. Y como rápido empezó, así se retiró del hotel en Polanco sólo que ahora entre los aplausos y porras de los asistentes.

EL FRACASO DE EPN

Los analistas políticos e investigadores Sergio Aguayo Quezada, profesor e investigador de El Colegio de México (Colmex), y Juan Luis Hernández Avendaño, director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana Puebla, ven en la reaparición de Elba Esther Gordillo Morales la muestra del fracaso del actual Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Aguayo Quezada opina que la conferencia de Gordillo, en un hotel de lujo y “muy bien trajeada”, fue una humillación pública para Enrique Peña Nieto.

“Es un mensaje de una humillación pública de Peña Nieto, que lo volviera a retar así como lo hizo en Cancún, donde se le enfrentó públicamente, sino que ahora sacó la foto de la infamia que difundió tanto el Gobierno de Peña. Aparece muy bien trajeada, maquillada, en un hotel de lujo. Triunfante, le ganó y el Presidente tuvo que tragarse sus opiniones y sentimientos, porque en ese tema también fracasó”, dijo.

Hernández Avendaño expone que tan sólo  su presencia y su libertad  tiene dos significados: el fracaso del Gobierno saliente de Enrique Peña Nieto y la persistencia del cacicazgo sindical.

“La presencia de Elba Esther en libertad representa que en México, tanto en la PGR como en el uso de las instituciones de procuración de justicia no tienen ni un mínimo de procuración de justicia.  Y eso es muy lamentable porque, por otro lado, su presencia –ya vinculada un poco más al tema político– es la sobrevivencia y persistencia del caciquismo y el cacicazgo”, dice.

Para Hernández Avendaño el mensaje que en vía la ex Presidenta vitalicia del SNTE es de un “estoy viva, estoy viva para regresar, lista para pelear nuevamente el sindicato de maestros, para ser una interlocutora del nuevo Gobierno, estoy lista para apoyar la agenda educativa del nuevo Gobierno y seguir siendo imprescindible”.

POR LA REVANCHA

Enrique Toussaint, politólogo de la Universidad de Guadalajara (UdeG), considera que la actitud de “La Maestra” en la conferencia fue en sí misma un mensaje claro de desafío y de revancha.

“Su mensaje una posición envalentonada, de revancha, un mensaje claramente dirigido a la administración de Enrique Peña Nieto, de que ella se siente perseguida”, considera.

José Antonio Crespo Mendoza, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), coincide en que la reaparición de Elba Esther Gordillo en el primer día de clases fue para  decir “estoy de regreso, mi aprehensión fue por razones políticas”.

“Sí creo que su aprehensión fue por motivos políticos, lo cual no significa que no haya incurrido en la apropiación de los fondos del sindicato. Que tenga la razón no significa que sea inocente”, dijo.

El investigador agregó que Gordillo tratará de recuperar el SNTE, ya sea ella o a través de su gente.

“El caso es que le van a quitar el control a los actuales dirigentes. Su reaparición le pega al Gobierno de Peña, que ya está muy hundido, y es un impulso de asociación, de vinculación con el Gobierno de López Obrador”, dijo.

Hernández Avendaño también ve en el discurso de Elba Esther un tinte muy sÓlido de revancha, que va a pelear por el liderazgo del SNTE y que tratará de convertirse nuevamente en una pieza clave de interlocución entre el nuevo Gobierno y el magisterio para temas de la educación.

“Vamos a ver en qué consiste esa revancha, por lo pronto lo más práctico y visible es que peleará el liderazgo en el SNTE, sea formal o informal, sea para ella o para los suyos. Me parece que revancha es una palabra que dibuja muy bien, de cuerpo entero, pero también que ella  trata de volverse imprescindible frente al nuevo Gobierno, como lo hizo con Vicente Fox y con Felipe Calderón”, comenta el especialista.

Por su parte, Crespo Mendoza añadió que el SNTE terminará vinculado, cercano o integrado al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), como ya lo está la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Las intenciones de Elba Esther Gordillo de retomar el control del SNTE son para Juan Luis Hernández Avendaño, un desafío tanto el nuevo Gobierno como a la sociedad en general porque, considera el analista, es inadmisible que el camino que se plantea con el nuevo Gobierno de no corrupción, no podría entenderse si Elba Esther sigue siendo un personaje importante en la política del país.

“Si gana un pedazo de liderazgo del sindicato, todo el discurso de cambio de López Obrador queda hueco, sin efecto, sin sentido.  A mi me parece que es un desafío a las elites política pero también es un desafío a en general”, sostiene.

ENTERRAR LA REFORMA EDUCATIVA

El objetivo claro y fijo de Elba Esther será tumbar la Reforma Educativa de Peña Nieto, coinciden los especialistas  consultados. Ella misma lo dijo claramente en su mensaje: “Recuperé mi libertad y en este momento la Reforma Educativa se ha derrumbado”.

“La Maestra”, sostiene  Sergio Aguayo Quezada, enterró de una manera tajante la Reforma Educativa, se dijo inocente, pero no aclaró el origen de su fortuna.

“Es obvio que está de regreso y que quiere ocupar un lugar, no sabemos cuál. Después López Obrador aclaró que no tendrá ningún cargo, pero sí puede tener influencia en el área educativa. Así que ya tenemos una maestra incómoda para el resto del sexenio”, opina.

Enrique Toussaint comenta que Gordillo deja en claro va a enterrar definitivamente la Reforma Educativa,  incluso que apostará por hacer una campaña y propaganda permanente para lograr su objetivo.

“Hay que recordar que hoy se  anuncian los 32 foros estatales para discutirla [la Reforma Educativa] , y creo que el objetivo  fundamental de la Maestra es destrozar la Reforma”, sostiene el experto. Fsur.

Anunciate con Nosotros