Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Productores de café calificaron de lamentable que en Chiapas y en México se comercialice y se consuma café extranjero, proveniente de Honduras, Brasil y Vietnam.

Entrevistado al respecto, Javier Galván, coordinador nacional de la Coalición Nacional de Organizaciones de Productores de Café (Conaprocafe), precisó que “el consumo se incrementó en México, pero en lugar de promover la producción interna, se sigue manteniendo la promoción de la exportación, seguimos exportando el 80% de lo que producimos y básicamente el café que consumimos proviene del exterior, que según datos de la propia Nestlé, se importan de esos países un millón 100 mil sacos anualmente”.

Entonces, precisó, si se pretende incrementar la productividad y hacer rentable la producción, también hay que pensar en el consumo y si cada mexicano mayor de 15 años se tomará dos tazas de café diariamente, se necesitarían ocho millones de sacos, pero apenas se están produciendo 3.3 millones de sacos al año.

Así también destacó que la principal propuesta que hacen al gobierno federal es que exista un organismo único del café, toda vez que en el país existen más de 10 instituciones que atienden el tema y al final de cuentas se echan la bolita unos a otros, porque ninguno atiende cabalmente a ese sector.

Aseguró que se necesita un organismo con capacidad jurídica, con capacidad económica y con capacidad operativa para que pueda estar en las 58 regiones cafetaleras de la República Mexicana.

Entrevistado en el marco del foro cafetalero, organizado por la Red Maya de Organizaciones Orgánicas-CASFA, que dirige Jorge Aguilar Reyna, destacó que entre los principales problemas que continúan afectando al sector cafetalero se encuentran la baja productividad, ya que “andamos en un promedio de entre 6 a 7 quintales, deberíamos de tener por lo menos 16 quintales, hasta 20 si fuera posible, por hectárea y por otro lado está el precio del café que es un problema bastante serio, porque ni siquiera cubre los costos de producción de un quintal de café que anda en alrededor de 130 a 135 dólares, mientras que el precio de comercialización oscila en los 113 a 114 dólares el quintal”.

Galván manifestó que a principios del sexenio de Enrique Peña Nieto no se consideró por parte del Senasica la puesta en marcha de un programa nacional de emergencia por la roya que al menos en Chiapas tiró un promedio de 50% de la producción, mientras que sí apoyaron al limón y al sorgo.

Empezaron a ponerle atención a la problemática en la segunda parte del sexenio como resultado de las presiones de las organizaciones productoras.

Los prestadores de servicios que están en la parte final de la cadena son los mayores beneficiados, sobre todo porque hay que tomar en cuenta que una taza de café tiene un costo en promedio de 25 pesos y de un kilogramo sacan 100 tazas, que generan 2500 pesos, mientras que le pagan a un productor por un kilo de café, si bien le va, 40 pesos, aseguró. Fsur.

Anunciate con Nosotros