Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Miembros de la población Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénico e Intersexual (LGBTI) se manifestaron este lunes afuera del Congreso del Estado para exigir a los diputados derogar la anulación de la postulación que se hiciese al ex gobernador Patrocinio González Garrido para recibir la medalla “Miguel Ángel Álvarez del Toro”.

Detrás de las vallas metálicas instaladas alrededor del palacio legislativo, los inconformes lanzaron consignas y frases de repudio en contra del ex mandatario, a quien calificaron de represor de la población LGBTI y de periodistas.

“Estamos necesitados de que todos y todas alcemos la voz, es momento de que todos hablemos (…) no es posible que hace unos días se celebró el aniversario de Tuxtla Gutiérrez y hoy ponen barras de metal que coartan nuestra libertad de movilizarnos.”

Desde el domingo, organizaciones, tanto de la población LGBTI y de periodistas se pronunciaron en contra de la entrega de la presea a González Garrido.

Miembros de la diversidad sexual, que vivieron durante el mandato de Patrocinio González, reafirmaron las denuncias y respaldaron los pronunciamientos de los distintos sectores en contra de este suceso en el que estuvo presente el gobernador, Manuel Velasco Coello.

“Soy Mercedes Alejandra, sobreviviente del gobierno de Patrocinio; aquí estoy para denunciar la represión en contra nuestra (…) vengo a denunciar lo que el pinche gobierno nos hacía a las personas que éramos gay en ese momento.”

Por su parte, el abogado Eliseo Trinidad calificó a González Garrido como una persona oportunista. También recordó que en 1993, la recién creada Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió una recomendación por los crímenes de odio en contra de la población LGBTI en Chiapas.

“A parte de esto, un organismo de Amnistía Internacional señaló esta serie de vulneraciones a los derechos humanos denunciando lo que hoy mis compañeros están diciendo.”

Sostuvo que las denuncias emitidas la tarde de este lunes frente al Congreso local están completamente justificadas.

Las organizaciones señalan que, además, hubo tres periodistas asesinados, Humberto Gallegos, Alfredo Córdova y Roberto Mancilla. “A mi padre, Roberto Mancilla Herrera, el 22 de agosto de 1993 lo asesinaron de dos balazos en la cara, las investigaciones oficiales determinaron la responsabilidad de personajes del gobierno estatal”, señala por su parte, Roberto Mancilla, hijo del periodista.

Los hechos también se registraron en los bosques, señala por su parte el investigador, Ricardo Ayala López integrante del Colegio de Ingenieros Forestales de Chiapas. En 1989 el ex gobernador decretó una veda forestal a decir de él para que no se siguiera la tala inmoderada, sin embargo, eso trajo efectos negativos para los bosques de la entidad.

El decreto carecía de documentación oficial que aseguraba y evidenciara su existencia. La gente empezó a quemar y tumbar árboles porque para la gente si no es útil el bosque no lo cuida, explica el experto. Por ejemplo, en ese tiempo se suspendieron todos los aprovechamientos forestales y fue la época en que más se destruyó el bosque, lamentó. Fsur.

Anunciate con Nosotros