Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Cintalapa, Chiapas. – Como si las autoridades ambientales no existieran en Chiapas, a diario decenas de camiones de volteo extraen arena del Río La Venta para venderla en ferreterías o a las constructoras.

Las dependencias estatales y federales no han realizado un solo operativo para detectar si los que saquean el río cuentan con permisos para poder extraer, o sólo arreglarse con alguien les da el derecho de ocasionar este daño al medio ambiente.

En este municipio, las únicas dos personas que cuentan con un permiso avalado por la Comisión Nacional de  Agua (Conagua) para poder extraer arena son Antonio Vargas Alvarado y Manuel de Jesús Camacho Burguete, quienes realizaron todos sus trámites de impacto ambiental.

El señor Camacho dijo que en repetidas ocasiones le ha pedido al titular del área de cuencas que realice operativos, y sólo le contesta, “ya voy a mandar las patrullas” pero nunca sucede nada, ignora por qué razón no hace el trabajo que le corresponde.

Se sabe que son más de 20 dueños de volteos los que a diario sacan arena, pero algunos extraen a la semana un aproximado de 120 viajes, sin contar con el permiso correspondiente.

En ese sentido y de manera urgente sería bueno que el delegado en Chiapas de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) José Heber Chirino Espinoza, se diera una vuelta por este municipio para constatar que ya se han formado grandes lagunas que han cobrado vidas de inocentes que se meten a nadar y por no saber la profundidad de la posa, se han ahogado.

Según un abogado, si las autoridades hicieran su trabajo, los que extraen sin permiso pudieran ser procesados por aprovechar y explotar bienes nacionales, consistentes en la extracción de material pétreo del Río La Venta. Fsur.

Anunciate con Nosotros