Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Mucha tensión se vive en la zona que divide a Cintalapa y Chimalapas (Oaxaca), donde podría darse un nuevo enfrentamiento entre indígenas, por lo que alertan a la Secretaría General de Gobierno y a todas las autoridades pertinentes, para que intervengan de inmediato.

Al respecto, Agustín Gómez Patisthán, Coordinador General de las Regional Autónomas Plurietnicas (RAP), señaló que es necesario se brinde protección a todos los ejidos en la zona noreste de Cintalapa, ya que reciben constantes amenazas de los habitantes de Chimalapas.

En entrevista, aseguró que hasta el momento el compromiso del gobierno ha sido garantizar la seguridad de los pequeños ejidatarios, porque han perdido animales como ganado, caballos, “ellos lo han robado, llevado a su lugar de Oaxaca, y amenazas de personas”.

Calculó que son entre 15 y 20 mil personas de más de 27 ejidos, de este lado de Chiapas, las personas afectadas por esta tensión, por lo que urgió una solución, pues ellos están evitando a toda costa un enfrentamiento entre “hermanos indígenas”.

Finalmente, Gómez Patisthán reiteró el llamado a que se instale de manera urgente una mesa de trabajo en la secretaria de gobernación en la ciudad de México, donde estén presentes autoridades de Chiapas y de la comunidad en Cintalapa, y por el otro lado de Oaxaca. Fsur.

Anunciate con Nosotros