Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Tapachula, Chiapas. – En el Sur de México, a lo largo de los 658 kilómetros de la franja fronteriza se carece de puestos de revisión para vigilar el flujo migratorio, entre ellos grupos de Maras que ingresan a Chiapas.

El sector empresarial destacó que apenas hay tres o cuatro puestos de revisión para patrullar el ingreso de la migración a territorio azteca.

Los grupos de Mara Salvatrucha 13 y Barrio 18, son un problema grave que se tiene en los municipios fronterizos, porque vienen a emborracharse y en su mayoría muchos vienen a buscar empleo para mejorar su calidad de vida, pero otros hacen sus grupos para delinquir, manifestó César García Jiménez, presidente de Procentro.

Aseguró que la sola presencia de los pandilleros ha provocado que las ventas bajen  en fines de semana o en quincenas hasta un 50 por ciento.

”La Mara Salvatrucha o Barrio 18 atemoriza a los clientes, a partir de las seis de la tarde baja un buen porcentaje las ventas”.

Afirmó que los grupos de pandilleros han provocado afectaciones en el centro y el comercio establecido, porque debido a la inseguridad los empresarios han optado por cerrar más temprano de lo acostumbrado.

García Jiménez relató que los grupos de Maras al terminárseles el dinero buscan otras actividades cayendo en delitos ”las personas que vienen temprano, son los que vienen a comprar, turistear y las que se quedan en horarios nocturnos asaltan, roban, otros se dedican a la prostitución”.

En el municipio se requiere la policía de noche ”habíamos establecido que los elementos iban a estar subiendo y bajando por las principales vialidades, pero eso ya se perdió también”.

El líder de los comerciantes dijo que sobre la 10ª, 12ª  y 14ª se tiene un problema grave de inseguridad, y aunque hay elementos de la Gendarmería, estos son insuficientes por lo que se requieren más operativos con los tres niveles de gobierno. Fsur.

Anunciate con Nosotros