Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Los padres de niños con Ceguera, una vez confirmado el diagnóstico oftalmológico, deben aceptar la realidad como es; de no ser así no podrán enfrentar la situación para poder ayudar al niño a ver la vida como los demás niños de su edad.

Al momento de dar a conocer al niño su situación, se recomienda a los padres acudir a terapia psicológica para prepararse y explicarle con seguridad su forma distinta de conocer el mundo a través de sus manitas y otros sentidos.

Los padres deben dar respuesta a las inquietudes o preguntas de su hijo:

¿Por qué yo no puedo ver?

La respuesta deberá ser clara, con lenguaje sencillo, siendo sutil y por qué no decirlo, cariñosamente para que el niño comprenda fácilmente el motivo de su deficiencia visual; ya sea porque nació antes de tiempo o porque sus ojitos se afectaron por una enfermedad incurable.

Si el niño no pregunta sobre su ceguera, los padres no deberán adelantar el proceso; debe esperar su maduración para enfrentar su realidad; pues no tiene caso explicarle con anticipación su condición real ante los demás niños que ven, porque no lo entendería; todo tiene su momento oportuno.

Comúnmente cuando el niño cursa el preescolar empieza a preguntar:

–¿Por qué no puedo ver?, ¿Por qué mis juguetes son diferentes a los de mis compañeros?

Así va asimilando la realidad de su condición visual; pues inicialmente pensaba que sus compañeros aprenden tocando las cosas y haciendo todo como Él.

Al ingresar a la primaria el niño con Ceguera se da cuenta que sus compañeros del aula ven y Él no; se percata que los niños utilizan diferente material al suyo para escribir y hacer sus trabajos escolares y si ya tuvo una explicación convincente de su realidad, lo entenderá y podrá seguir su vida, si no como los demás, sí con positividad y motivación, contando con el valioso apoyo familiar.

Sin lugar a duda para los padres de niños con discapacidad visual este tema es difícil de tratar, pero se puede sobrellevar con ayuda de un psicólogo y especialista en el área, para caminar unidos en su proceso de adaptación; estando conscientes de que los padres son los más indicados para explicar al niño su condición, haciendo de manifiesto su amor e incondicional apoyo para su superación.

Por: Margarita Islas Espinosa e Ignacio Santiesteban Niebla.

Especialistas en Ceguera y Baja visión. Fsur.

Anunciate con Nosotros