Compartir
Ricardo Anaya, presidential candidate for the National Action Party (PAN), a part of the leading coalition “For Mexico in Front”, speaks during a meeting with businessmen in the wealthy municipality of San Pedro Garza Garcia, on the outskirts of Monterrey Mexico April 11, 2018. REUTERS/Daniel Becerril
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Datos Verificados

Frase: “¿Cuál es el estado con la mayor tasa de homicidios del país?, es el estado gobernado por el PRI, Colima. ¿Cuál es el estado con mayor tasa de secuestros en el país?, es Guerrero, también gobernado por el PRI. ¿Cuál es el estado en el que hay más feminicidios en términos absolutos?, es el Estado de México gobernado por el PRI”.

El candidato a la Presidencia de la República de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, declaró en Puebla que algunos de los estados gobernados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) destacan por tener los mayores problemas de inseguridad. Como ejemplo nombró a Colima, Guerrero y el Estado de México en casos de asesinatos, averiguaciones previas por secuestros y feminicidios.

Anaya atinó al decir que los estados con los índices más altos en esos delitos están gobernados por el PRI, aunque no todos son los que el candidato presidencial mencionó. En la lista sobra Guerrero, habría que sumar a Zacatecas; y enlistar al EdoMex dependiendo de la medición que se utilice.

Los datos

Tal como lo dijo el candidato de Por México al Frente, la tasa de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes más alta es la de Colima. Fue de 93.61 durante 2017 de acuerdo con datos oficiales del SESNSP. El priista José Ignacio Peralta Sánchez gobierna el estado, tomó protesta el 11 de febrero de 2016 y concluirá su administración en 2021.

Sobre los secuestros, Anaya se equivoca al señalar a Guerrero, que es el sexto lugar nacional con una tasa de 1.91 averiguaciones previas por 100 mil habitantes. En realidad, en la primera posición está Zacatecas con una tasa de 4.19. Anaya, también en este caso, atina al partido en el gobierno, ya que en Zacatecas el mandatario es Alejandro Tello Cristerna.

En este caso es importante destacar que el SESNSP contabiliza las averiguaciones previas por secuestros, uno de los delitos con mayor cifra negra (casos no denunciados), por lo que el número total de secuestros está subestimado y las cifras reales no se conocen.

Respecto a los feminicidios, el equipo de campaña de Por México al Frente dijo que el candidato citó la incidencia de homicidios de mujeres en términos absolutos. Al citar esos delitos, el Estado de México sí es número uno.

Sin embargo, según el INEGI, un feminicidio se contabiliza dentro de los homicidios de mujeres pero tiene la característica de que la muerte está relacionada con violencia familiar, el homicidio ocurre dentro de la vivienda o la causa de defunción es “agresión sexual”, sin importar donde haya ocurrido.

No todos los homicidios de mujeres son feminicidios, según la definición oficial. Diferenciarlos permite “reconocer y visibilizar la discriminación, la desigualdad y la violencia sistemática contra la mujer” cuando ocurre un asesinato y cuya motivación es el género.

En ese caso, la entidad con más feminicidios es Sinaloa, que en 2017 sumó 82; en segunda posición está Veracruz, en donde las autoridades contabilizaron 79 feminicidios y cuyo gobierno está a cargo del panista Miguel Ángel Yunes Linares; el tercer puesto lo ocupa el EdoMex con 64 casos.

Desde enero de 2017, el priista Quirino Ordaz Coppel encabeza el gobierno de Sinaloa. Aun cuando Anaya hubiera citado feminicidios y no homicidios de mujeres, el estado con más casos es priista, seguido por Veracruz con un gobierno del PAN. Fsur.

Anunciate con Nosotros