Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Enrique Ochoa Reza dejará esta tarde la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI). René Juárez Cisneros, ex Gobernador de Guerrero, asumirá el cargo.

“Ha terminado un ciclo y comienza otro. René Juárez es un hombre querido y reconocido en el partido”, señaló Ochoa Reza esta noche.

“No hay ninguna duda de que vengo de la entraña del PRI, del que me siento orgulloso. Quiero expresar mi reconocimiento al doctor Enrique Ochoa, quien cumplió una etapa difícil. Y lo hizo de manera eficaz, los resultados están ahí”, indicó Juárez Cisneros.

Claudia Ruiz Massieu también dejó la dirigencia del partido tricolor.

La renuncia de Ochoa Reza llega el mismo día en que el diario Reforma publicó su encuesta de preferencias electorales, en la cual José Antonio Meade se mantiene en un tercer lugar y muy alejado del líder López Obrador e incluso del segundo lugar: el panista Ricardo Anaya Cortés.

“Me llamaron para que viniese a una reunión y voy a hablar con el presidente del partido”, dijo Juárez Cisneros al arribar a la sede del partido tricolor.

-¿Quién le llamó? -le cuestionaron.

-“El presidente Ochoa”, respondió.

-¿Es conveniente cambiar de caballo a mitad del río?

-“Primero voy a llegar a la reunión y ahorita salgo. Denme un chancesito ahorita salgo”, dijo.

DESDE FEBRERO SE IBA

Apenas el 13 de febrero, el periódico Reforma informó que diputados federales del PRI pidieron la renuncia de su presidente nacional, Enrique Ochoa Reza.

Cerca de 30 diputados, se señaló, pidieron a su coordinador en San Lázaro, Carlos Iriarte, ser el conducto para el relevo de Ochoa al frente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) antes de que inicien las campañas.

El periódico de circulación nacional informó que parte de las acusaciones en contra del presidente del PRI son: la falta de operación política y comunicación con liderazgos locales en la designación de candidaturas, inconformidad en espacios del Senado y posiciones locales que han generado renuncias entre los militantes.

Los diputados informaron a Reforma que Ochoa Reza cometía “favoritismos, imposiciones, maltrato, omisiones, cerrazón para el diálogo, ausencia de negociación y de operación cicatriz”.

Los inconformes pidieron que el tema sea resuelto por el mismo Enrique Ocho Reza, y el candidato a la Presidencia, José Antonio Meade.

Minutos más tarde, el vocero del PRI en la Cámara, Alfonso Camacho, hizo llegar un comunicado a varios medios negando dicha petición.

“El Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados niega categóricamente haber debatido, discutido o decidido solicitar la renuncia de su dirigente nacional Enrique Ochoa Reza en forma alguna”, indicó.

La petición reportada ocurrió tres días después de que Ochoa Reza provocara una serie de críticas por llamar “prietos” a todos aquellos priistas que abandonan al partido para unirse al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

“Aquí está el priismo leal, profesional, de siempre de Tabasco. En cambio hay algunos que se van huyendo a Morena. Son los prietos, y a esos prietos desde aquí les decimos: les vamos a demostrar, son prietos pero ya no aprietan”, dijo el dirigente del PRI desde la ciudad de Huimaguillo, Tabasco.

Ochoa Reza compartió en su cuenta de Twitter un video de su discurso en donde arremete contra los desertores.

Las reacciones en redes no se hicieron esperar y los usuarios expresaron su indignación por el término utilizado por el priista para hacer alusión a los simpatizantes de Morena.

“Sólo para aclarar, por color de piel más de la mitad de la población mexicana es PRIETA (incluido tu) y la mayoría estamos orgullosos de esa pigmentación verdad”, escribió un usuario llamado Alberto Ruiz.

Tras la polémico generada Enrique Ochoa eliminó el tuit y ofreció disculpas en su cuenta de Twitter.

El 12 de febrero, tras los comentarios calificados como “racistas” de Reza, Meade Kuribreña reconoció que fue un exceso, sin embargo, dijo, “es natural”. Fsur.

Anunciate con Nosotros