Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió a las autoridades de Chiapas la indemnización a dos maestras a quienes les cortaron el cabello en vía pública mientras eran fotografiadas con teléfonos móviles, esto en dos actos diferentes.

La CNDH señala, en su recomendación 10/2018, que el 4 de julio de 2015, una mujer fue despojada de su ficha de registro la aplicación del Examen Nacional del “Concurso de Oposición para el Ingreso a la Educación Básica, ciclo escolar 2015- 2016”.

El objetivo del concurso era estar en posibilidad de formar parte del servicio público de educación e impartir la clase de “Disciplina de lectura, expresión oral y escrita”.

El documento está dirigido a la Procuraduría Estatal, entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas; a la Fiscalía Especializada en Derechos Humanos Estatal; a la Fiscalía Especializada; policías Estatal y de Tránsito, así como al centro de Estudios “CETIS” Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios número 138, “Gabino Barreda”, este último, donde tuvo lugar el altercado.

La víctima llegó al lugar y a metros de distancia del plantel, la interceptaron 5 o 6 personas que la cuestionaron respecto a si iba a hacer el examen antes mencionado.

Al decir que sí, “de forma inmediata, dos personas la sujetaron de las manos (…)  una persona del sexo femenino se acercó por detrás y con unas tijeras le cortó parte de su cabello que llevaba en forma de coleta”.

La turba le dijo a la agresora que eso no era suficiente, por lo que se acordó y le cortó otro pedazo de cabello.

Mientras eso transcurría, la afectada escuchó que gritaban “¡foto, foto!”, percatándose que le tomaban fotografías con un teléfono celular y cuando preguntó por qué la agredían, manifestaron por ser “charra”, expresión utilizada en la región para describir a un maestro que no quiere participar en marchas y bloqueos.

En el lugar se encontraba personal de seguridad de las dependencias previamente citadas, las cuales no detuvieron el acto.

El 13 de julio de 2015, otra víctima presentó una queja similar, ya que “le cortaron el copete de su cabello”, le arrebataron la ficha para presentar el Examen Nacional y la fotografiaron con un teléfono celular”, según la recomendación. Fsur.

Anunciate con Nosotros