Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Rubén Arrés | Monitor Político

A pesar de que las mujeres representan el 51.94 por ciento de la lista nominal de electores de Chiapas, no se verán representadas en la figura de alguna candidata, ni en la contienda estatal a la gubernatura, ni aquí en Comitán a la presidencia.

Hay tiro, pero sin mujeres. Mario Antonio Guillén Domínguez ‘Sr. Fox’, por el PRI; Francisco Javier Paniagua Morgan, por el PVEM; Hugo Antonio Espinosa López, ‘El Pollito’ en Chiapas Unido; Toño Navarrete por Podemos Mover a Chiapas; Emmanuel Cordero Sánchez por MORENA; Gustavo López ‘La Ciénega’, por PAN-PRD-MC; y de última hora me entero que José Luis Sánchez García se registró por Nueva Alianza, son los que verá en la boleta electoral, puro coyol.

Dos de los gallos que más duro hicieron campaña para estar en algún espacio de la boleta quedaron fuera, desilusionando a muchos de sus seguidores.

La gran pregunta es, ¿por qué, finalmente, Toño Aguilar no estuvo en la boleta? La explicación dada en su fanpage dejó algunas dudas a sus seguidores, si en realidad no lo dejaron competir, no solo la militancia que le ofrecía cierta resistencia, sino también desde las altas cúpulas. Lo que sí es verdad es que Toño Aguilar sí traía una estructura sólida y varios millones para ponerse con Sansón a las patadas.

Por otra parte, dicen que cuando Valenti Manzo decía: #AquíCabemosTodos, es porque creyó ciegamente que le podrían dar una oportunidad de competir, al final el proyecto acabó en una negociación y en acuerdo para sumarse al proyecto de Fox; de ahí que ya no es un secreto que incluyó en su planilla de regidores a su esposa Alicia Constantino, y el regidor con licencia seguramente regresará a seguir con su puesto de regidor. A Valenti, si bien le va, tiene la promesa de un cargo si RAG es el mandatario estatal.

De cualquier manera hubieran sido otros dos hombres y seguiríamos sin tener la presencia de una mujer.

Es aquí cuando vemos que todavía estamos muy lejos de la equidad de género, no sólo en los aspectos políticos, sino en muchas de las áreas de la vida humana.

Qué ironía que las mujeres representen la mayoría del padrón electoral, pero a la hora de votar no vean el rostro de una compañera de género en la boleta. Fsur.

Anunciate con Nosotros