Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

RUBÉN ARRÉS | MONITOR POLÍTICO

Hace casi seis años, la suma de votos del PRI y del PVEM, con el pequeño aliado PANAL, dieron la cantidad aproximada de casi 1.5 millón de votos. Hoy, la coalición TODOS POR CHIAPAS en teoría debería dar eso y quizá un poquito más, peeeero los aliados y los actores políticos no son los mismos, la división política en ambos partidos es notable, las maniobras y operaciones políticas de Manuel Velasco Coello en su desesperada intención de borrar de Chiapas al PRI, hoy son sólo un mal recuerdo y un sabor amargo de una derrota, que él mismo deberá cargar en sus hombros.

Hoy, en las presidencias municipales, diputaciones locales, diputaciones federales, senadurías y la misma candidatura de gobernador se intenta, por todas las vías, mantener la hegemonía de un poder efímero y que ya está siendo parte del pasado.

A todas luces se vieron las maniobras de querer imponer a sus candidatos, peeeero, ¿qué creen? ¡Lástima, Margaritoooo! Que dice mi mamá que siempre no. ¿Y qué esperaban? ¿Que, Roberto Albores Gleason y su padre iban a ser chamaqueados por el Güero Góber? ¡Pues nooooooo!

Hoy día no se sabe, y nadie supo, y está siendo ¡horribleeeee! que no tengamos los nombres aún de los candidatos a diputados locales, diputados federales y senadores, por la sencilla razón de que nada ni nadie pasará por el filtro del candidato Roberto Albores. Podrán llegar propuestas y sugerencias pero no llegarán imposiciones, las razones están muy claras, un gobernador necesita de una bancada chiapaneca que lo represente en el Senado y en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión para que vea por el bienestar de Chiapas y que sea de alta confianza, en el caso del Congreso local así mismo está sucediendo.

Manuel Velasco Coello está tratando de dejar cómplices que le cuiden la espalda ante el desastre administrativo que está dejando, y por otro lado, quiere dejar atado de manos a un posible gobernador, cualquiera que sea la afiliación política, y esto va para Rutilio Escandón Cadenas, José Antonio Aguilar Bodegas o bien Roberto Albores Gleason.

En fin, la triste realidad es que un débil ‘Güero’, al final de su sexenio, queriendo creer que tiene el control político, ha quedado mal con muchos a quienes les hizo creer que podían ser candidatos en diferentes puestos de elección, y en operaciones maquiavélicas los ha dejado con las puras ganas, hoy a algunos les ha aplicado la fuerza pública, la fuerza del Órgano de Fiscalización y con amenazas les ha dicho “no vas”, peeeeroo todos esos rencores se están uniendo en diferentes fuerzas políticas y el trato indignante y miserable es solo una desesperada y última argucia para decir que aún tiene el poder cuando realmente no lo tiene, hoy Roberto Albores Gleason con la debida paciencia supo esperar y está acomodando sus piezas clave para que sea un gobernador electo y que no le deba un solo favor al PVEM, y mucho menos a Manuel Velasco, porque recuerden que la candidatura no fue un acuerdo que se haya dado en Chiapas.

Así que todos suman, pero al final vendrán las restas y las inclusiones. Por lo tanto, estimados y finos lectores, aún faltan unas horas más para saber quiénes son y serán los candidatos a senadores, diputados federales y locales y cuál es su afiliación. Fsur.

Anunciate con Nosotros