Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

El Frente Feminista de Chiapas denunció que eventos masivos como los de Prospera y entrega del Salario Rosa en la entidad, crean escenarios peligrosos para las mujeres, mostrando a todas luces la violencia estructural que viven.

Recordó que el pasado lunes 12 de marzo, en Tapachula, decenas de mujeres fueron auxiliadas por elementos de Protección Civil y por sus compañeras asistentes al evento de entrega del Salario Rosa, quienes se vieron afectadas por el calor tras siete horas de espera bajo temperaturas de 40 grados. Sufrieron desmayos, insolación y deshidratación.

Indicaron que los programas sociales como Prospera, apoyos a madres solteras y recientemente el Salario Rosa, más que abonar al desarrollo social para el que supuestamente fueron creados, gestionados e impulsados, son las anteojeras que guían a miles de mujeres a llenar eventos gubernamentales y, bajo amenazas de perder sus beneficios, las coacciona hacia una marca en la boleta electoral sobre el escudo del opresor.

“Como feministas y como mujeres, repudiamos y aborrecemos el uso político del cuerpo y la dignidad de las chiapanecas, quienes víctimas de un sistema corrupto y ominoso, que carece del más mínimo respeto por la vida y el bienestar de su población, las moviliza y las mantiene cautivas a punta de pases de lista durante horas”, dijo el Frente Feminista de Chiapas.

Denunciaron que ante las próximas fechas electorales, la utilización de las mujeres se ha recrudecido y con ello la cara cruel de quienes dicen gobernar para el pueblo.

“Estos casos son claros ejemplos de la violencia estructural a la que somos sometidas las mujeres en México y en Chiapas. Para el Estado mexicano, las mujeres precarizadas y clasemedieras somos carne de cañón”, señalaron.

La organización exigió que la muerte de Celia Marroquín se considere como un crimen de Estado, pues decir de ésta, las mujeres no mueren en los eventos sino son asesinadas por la omisión, irresponsabilidad y sed de poder de los representantes espurios del Estado.

“Exigimos justicia para Celia y su familia. Exigimos justicia para las mujeres utilizadas y presas de un sistema que no respeta ni su vida ni su dignidad humana, el cese a la violencia y el empobrecimiento de las mujeres”, indicaron.

“Exigimos se atienda la violencia estructural, hace un año y cuatro meses, se declaró la Alerta de Violencia de Género en Chiapas y manifestamos nuestra preocupación por el evidente incumplimiento al mandato federal para atender la emergencia derivada de la violencia hacia las mujeres en Chiapas, que implica de manera prioritaria garantizar protección, seguridad, vida, reparación de daños y medidas de no repetición”, pidió el Frente Feminista de Chiapas. Fsur.

Anunciate con Nosotros