Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Comitán de Domínguez, Chiapas. – Mario Guillén «Fox» perdió la interna con Jorge Constantino Kanter. Perdió por COYOLIZA, usando la terminología de su regidor, Henry Pérez.

Aun así va a ser el candidato del PRI a la presidencia municipal, lo que puso felices a los otros aspirantes y, en particular, a quienes la siguen buscando por MORENA. Fox les abre una amplia posibilidad.

La apuesta del candidato a gobernador PRIISTA es la compra del voto, aunque sea caro, venga de Guatemala o de donde venga el dinero. Pero la encuesta no le favoreció al edil comiteco.

Muchas fueron las encuestas que se aplicaron y, en la de peores resultados, Fox salió en penúltimo lugar, Kanter en primero.

El «Pollito» y el tesorero municipal hicieron mejor papel y sin duda tendrían mejores posibilidades. Y quien nunca pintó fue, adivinó usted, Paco Torres Vera.

Pero la decisión, obvio es, se tomó por criterios financieros, sin importar el origen del dinero.

En México estamos alimentando de nuestros impuestos a un promedio de 25 mil regidores y síndicos municipales.

Al menos 300 millones de pesos perdemos cada mes para darles de tragar a esos zánganos. Un ahorro de mil 800 millones de pesos al año no es despreciable y está a la vista.

Elegir al síndico y al regidor por planillas es un error, porque siempre votan lo que les indica el presidente municipal en las reuniones de Cabildo; a él le deben el cargo. Los únicos que votan diferente son los regidores de los otros partidos o plurinominales.

Un leve cambio en la legislación electoral sería suficiente para una transformación en la vida política y para impulsar el desarrollo en los municipios.

Que los candidatos a presidentes municipales estén obligados a asumir una responsabilidad en el ayuntamiento, como alcalde el que gane la elección, como síndico el que logre el segundo lugar, como primer regidor el tercero, y así sucesivamente. Fsur.

Anunciate con Nosotros