Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. – Trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia en la entidad, denunciaron éste día que se encuentran en una grave crisis desde el 2016, fecha en que fueron adscritos a nivel nacional a la Secretaría de Cultura.

Desde la falta de pagos y prestaciones a la falta de recursos para realizar los proyectos de investigación, son algunas de las problemáticas que enfrenta el personal en Chiapas y a nivel nacional.

Al respecto Jorge de La Torre Nuricumbo, secretario general de la Sección de Trabajadores Técnicos Profesionistas del INAH en Chiapas, expuso que antes pertenecían a la Secretaría de Educación Pública, pero en 2016 los tres mil 500 trabajadores de todo el país fueron integrados a la Secretaría de Cultura perdiendo sus derechos laborales.

De entrada les recortaron 450 millones de pesos de recurso para el INAH, lo que ha repercutido gravemente en el desempeño de la dependencia, tanto en la parte administrativa como en las investigaciones.

Además de ello, desde hace diez años no se dan plazas de base, por lo que el decreto del presidente de la república, Enrique Peña Nieto, resultó contraproducente.

Sin embargo, esto no es todo pues desde el sismo en Chiapas se duplicó el trabajo para el personal, pues resultaron 116 monumentos históricos afectados, lo que hizo que trabajaran jornadas de hasta 18 horas.

Lamentablemente el INAH nunca recibió el recurso para realizar éstos trabajos. Así mismo los especialistas que pusieron el dinero de su bolsa no se les ha pagado hasta hoy en día.

Tanto las iglesias como los monumentos históricos no han sido restaurados pues el recurso a pesar de que fue aprobado no se sabe dónde quedó para el rescate del patrimonio arquitectónico e histórico de Chiapas y México.

De La Torre Nuricumbo señaló además que las donaciones realizadas por diferentes países, tampoco aparecen. Hay sitios arqueológicos afectados principalmente en Toniná, Chiapa de Corzo e Iglesia Vieja, lo que afecta severamente la afluencia de turismo, pues los lugares afectados se han tenido que cerrar al público.

Fueron 116 monumentos entre iglesias y casas del siglo 16 que fueron afectadas por el terremoto, de las cuales en algunos casos se iniciaron las reparaciones pero no se concluyeron.

Remarcó que son 600 mil millones de pesos que serían destinados para estos trabajos, pero se desconoce el fin del dinero, mientras tanto el INAH y los trabajadores padecen los recortes de recurso y la crisis financiera más fuerte en su historia. Fsur.

Anunciate con Nosotros