Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Un bebé de ocho meses de edad fue asesinado por su madre y su padrastro en un domicilio del Barrio de Xoxhitenco, ubicado en Chimalhuacán, Estado de México.

Aunque en un inicio se presumió que el asesinato y mutilación habían formado parte de un ritual satánico, Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) aclaró que la mujer, que presuntamente acabó con la vida del menor, tuvo como motivo presionar al padre del niño para que regresara con ella.

De acuerdo con información de AfondoEdomex, la madre y el padrastro del pequeño fueron identificados como Leticia “N”, de 26 años de edad, y Dorian “N”, de edad no especificada.

La necropsia, practicada por las autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, concluyó que el pequeño Damián “N” murió tras recibir varias heridas por un arma punzocortante y por obstrucción pulmonar.

Autoridades de la FGJ arribaron al lugar de los hechos, luego de que familiares de la víctima denunciaron que dentro del inmueble estaba ocurriendo algo fuera de lo normal.

“Luego de lesionar a su hijo, la detenida lo tapó con varias cobijas para evitar que sus familiares escucharan llorar al pequeño, sin embargo la abuela del menor se percató de los hechos y lo trasladó a un hospital de la zona, a donde llegó sin signos vitales”, informó la Fiscalía.

Se había señalado que policías mexiquenses habían cateado y hallado los restos del niño, además de un altar para supuestamente practicar ritos satánicos, información que fue desmentida por las autoridades.

Finamente se dio a conocer que Leticia “N” fue aprehendida por agentes ministeriales del Estado de México e ingresada al penal Neza Bordo, en el Estado de México, sin embargo, el padrastro logró escapar. Fsur.

Anunciate con Nosotros