Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

La Trinitaria, Chiapas. – El aspirante a la candidatura del PRI a la alcaldía de La Trinitaria, Hervin Leonel Pérez Alfaro, fue detenido y llevado a El Amate, de donde salió rápidamente.

¿Qué habrá pasado en el camino?

¿Cuántos testículos le habrán apretado?

¿Se los apretarían con las manos o con una marrulla?

El ex candidato morado y ahora aspirante del PRI a la alcaldía de La Trinitaria cuenta, en realidad, con una serie de órdenes de aprehensión. Pero nunca se habían ejecutado por acuerdos cupulares.

Ahora bien, no se sabe a ciencia cierta cuántas órdenes de aprehensión tiene acumuladas, debido a que después de aquella derrota electoral realizó diversas acciones de desestabilización, algunas veces incurriendo en delitos del orden común y otras del orden federal.

Es posible que en cualquier momento se puedan ejecutar otras, en el caso de que no les haya quedado muy «claro» el mensaje estatal. La ley es la ley, el poder es el poder, los políticos tienen reglas no escritas que obedecer y a veces, a pesar que se trate de personas correctas, suelen ser víctimas de esas formas de imponer decisiones a las que recurre el aparato de Estado.

Pero, ¿quién habrá pedido que se ejecutara alguna de esas órdenes que tiene bajo reserva la Fiscalía General del Estado? ¿Tanto poder tiene el ex alcalde Manolo Pulido, el actual titular de la Secretaria de Participación Social?

Manolo Pulido no quiere perder la plaza, es su rancho, es su emporio, ahí tiene su cacicazgo.

Perder ese cacicazgo es perderlo todo. Ya no podrá colocar a su familia en la alcaldía.

Ahora falta conocer lo que se acordó para dejarlo libre. Las condiciones. Y puede tratarse de:

1) Abandonar sus intenciones electorales.

2) Imponerle color.

3) Tranquilizarse de aquí al 11 de febrero.

4) Dejar pasar a otro hermano o primo de Manolo Pulido.

5) Etc. Fsur.

Anunciate con Nosotros