Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Un escáner de alta tecnología detectó 60 mil estructuras arqueológicas mayas en el norte de Guatemala, ocultas bajo el suelo y la espesa selva, informaron este jueves investigadores y autoridades locales.

Las reliquias fueron encontradas en los dos últimos años con la tecnología LiDAR (Light Detection And Ranging), que por medio de sensores desde una aeronave escaneó 2 mil 100 km2 en el norteño departamento de El Petén, fronterizo con México y Belice, dijo en conferencia de prensa el estadunidense Marcello Canuto, uno de los directores de la investigación.

Entre los hallazgos se cuentan nuevos centros urbanos con calzadas, casas, terrazas, centros ceremoniales, canales de riego y fortificaciones, entre otros, detalló Canuto, arqueólogo de la estadunidense Universidad de Tulane.

Las mediciones y elaboraciones de mapas se hicieron en nueve sitios arqueológicos y sus alrededores, estudiados por la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya (PACUNAM), una entidad financiada por la iniciativa privada en Guatemala y donantes extranjeros.

Una de las revelaciones del estudio fue la localización de una nueva pirámide de 30 metros de altura que había sido identificada como un cerro natural en Tikal, el principal sitio arqueológico del país centroamericano. También se ubicó un sistema de foso y muralla de 14 kilómetros en el mismo lugar.

“Ahora no se necesita cortar la selva para ver qué hay debajo”, expresó Canuto, al calificar la investigación como una “revolución en la arqueología maya”.

De acuerdo con el experto, el sistema LiDAR permitió detectar en un corto plazo hallazgos que habrían requerido décadas con la arqueología tradicional.

Además, el estudio sugiere que en su auge esas tierras bajas mayas fueron ocupadas por 10 millones de habitantes, una población “mucho mayor” que la de las estimaciones anteriores.

Las revelaciones del estudio serán exhibidas en un documental que se estrenará el 11 de febrero por el canal de televisión de National Geographic, agregó el ministro de Cultura y Deportes, José Luis Chea.

“Estos hallazgos reafirman que Guatemala es el corazón del mundo maya”, agregó Jorge Mario Chajón, director del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat).

La cultura maya tuvo su esplendor en el llamado período clásico hasta que entró en una etapa de decadencia en el posclásico, entre los años 900 y 1200 d.C.

Esta rica cultura se expandió por los territorios que abarcan actualmente Guatemala, México, Belice, El Salvador y Honduras. Fsur.

Anunciate con Nosotros