Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Tapachula, Chiapas. – La representante del grupo de Mujeres Unidas y Visibles Somos Más de Chalchihuitán, dio a conocer que el gobierno de Manuel Velasco Coello, Eduardo Ramírez Aguilar y el Secretario de gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, son cómplices de la presidenta municipal de Chenalhó, Rosa Pérez Pérez en el tema de los desplazados porque aún continúan los disparos y las amenazas.

Al asistir a Tapachula como invitada a la exposición fotográfica dolor y muerte de la periodista María de Jesús Peter, dijo que la alcaldesa Pérez Pérez, es la autora del sufrimiento de los indígenas desplazados de Chalchihuitán.

“Estamos viviendo un poco mejor, pero no vive una tranquilo por los disparos, el viernes de la semana pasada, los de Chenalhó en el límite tumbaron ocotes para hacer madera, el 22 de enero, a las siete de la noche, le dispararon al policía estatal en Tijera Pom que es la comunidad el gobierno no ha hecho nada”.

Expuso que han enviado oficios para que las autoridades envíen elementos del Ejército Mexicano, porque “los grupos armados de Chenalhó tiene armas de alto calibre que llevan, son gruesos los casquillos que quedan, lo que se ha pedido seguridad, así que hay riesgo”.

Agregó que las familias desplazadas, algunas se quedaron sin casa porque fueron quemadas, además, las viviendas que son de concreto tiene las marcas de bala, o quitaron las puertas “y quemaron todo lo que estaba adentro de la casa”.

La entrevistada, dijo que este conflicto ha dejado once personas muertas, 5 mil 023 indígenas desplazados y el temor que se vive en las comunidades porque aún continúan los grupos armados disparando.

Indicó que el gobierno sabe del conflicto territorial, porque llegamos a la Secretaría de Gobierno para reportar el inicio del problema, pero lo niega todo.

Denuncio que el gobierno del estado únicamente, le ha dado la palabra a la alcaldesa de Chenalhó ”porque quizás son cómplices”.

Aseguró que en las nueve comunidades que fueron desplazadas, perdieron todo, porque no pudieron sacar nada de sus viviendas.

Pidió al gobierno de Chiapas, reponer y pagar los daños que causaron los pobladores de Chenalhó.

Asimismo, demandó mayor seguridad para los desplazados para que los menores puedan asistir a la escuela, porque desde el pasado ocho de noviembre no pueden acudir a recibir clases. Fsur.

Anunciate con Nosotros