Compartir
????????????????????????????????????
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Tapachula, Chiapas. – A pesar de que en los últimos años, los productores han incrementado el número de hectáreas dedicadas a la siembra de marañón en el Soconusco, la producción de la “nuez de la India” que se genera en esta región es insuficiente para abastecer la demanda del mercado interno.

El representante de la empresa tapachulteca “Nuez Arancita”, Abel Ruiz Méndez, dio a conocer que a pesar de todos los esfuerzos, la semilla que se procesa en la región apenas y cubre un 10 por ciento del mercado nacional, por lo que ante la demanda del producto, los compradores tienen que recurrir a la importación de la nuez de otras partes el mundo.

Dijo que cada vez es mayor el número de toneladas de semilla que ingresa a México procedente de países como Vietnam, Brasil y la India, que influye en la caída del precio de la semilla nacional, porque el costo de la nuez de importación es muy barata, pero de muy baja calidad.

Señaló que tan solo el año pasado se cosechó alrededor de mil toneladas de semilla entre los municipios productores, como son Mazatán, Tapachula, Suchiate, Huixtla y Acapetahua, pero se hacen los esfuerzos necesarios para que con un mayor número de hectáreas se eleve también la producción.

Detalló que en los municipios productores han aumentado, que suman más de mil 200 hectáreas, pero ante la gran demanda de la semilla a nivel nacional supera por mucho a lo que se cosecha, por ello es necesario que se inviertan recursos por parte de las autoridades para incrementar los terrenos.

Por otro lado remarcó que pese a este panorama de oportunidades, los productores han salido adelante sin la ayuda de ninguna instancia gubernamental, sin embargo es urgente que las autoridades contribuyan con este cultivo, sobre todo porque la plantación es muy amigable con el medio ambiente.

Para finalizar, el productor exigió a las autoridades destinar recursos para los productores tal y como sucede con otros sectores, ya que se espera que las familias dedicadas a la siembra de la fruta tengan también incentivos, que les permitan extender sus terrenos y con ello beneficiar a muchas más personas con empleos. Fsur.

Anunciate con Nosotros