Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Motozintla, Chiapas. – Alta mortalidad, enfermedades respiratorias, estomacales, leucemia y deformaciones congénitas se presentan en poblaciones del sur de México por el uso de químicos como plaguicidas.

Así ocurre en municipios de la frontera sur, donde por décadas fueron rociados por aire y tierra plaguicidas en sembradíos de caña, palma de aceite, plátano, soya y otros cultivos.

José Esaú Guzmán, jefe de la Jurisdicción Sanitaria en la región Costa-Soconusco, informó que sólo en 2016 se suscitaron 20 muertes en el área correspondiente a los municipios de Suchiate, Arriaga, Motozintla y Tapachula.

Señaló que tras exhaustivas investigaciones se determinó que un tipo de cáncer en la sangre derivó del contacto que hubo entre madres, su producto de gestación y alimentos cosechados de la tierra contaminada con dicloro difenil tricloroetano (DDT) y malatión, químicos esparcidos en el campo.

‘Se encontraron residuos de estos químicos en la leche materna, es decir que las mujeres embarazadas registraban algún tipo de estas sustancias que al final dañaron su organismo y el del bebé’, detalló el galeno.

Las autoridades de salud están preocupadas por el uso clandestino de estos químicos en sembradíos.

Actualmente no se tiene registro oficial de sanciones, pero en el mercado negro siguen operando ‘coyotes’ que promocionan estos productos pese a los peligros para la vida. Fsur.

Anunciate con Nosotros