Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. – Entrando la noche de este martes, la policía desalojó a habitantes del municipio de Chenalhó que llegaron hasta la capital de Chiapas para exigirle al gobierno de Manuel Velasco Coello la ministración de recursos económicos para terminar obras públicas iniciadas y cubrir otros adeudos que se han acumulado.

Los seis que integraron la comisión que entró al Palacio de Gobierno fueron detenidos por la parte del sótano, al momento en que se daba el desalojo en la plancha de concreto por donde corrían los ciudadanos y eran perseguidos por la policía en medio de los juegos mecánicos que se encuentran con motivo de feria.

Inclusive, las camionetas estaquitas, algunas con redila y otras sólo con góndolas, que usaron para transportarse desde ese municipio de la zona Altos de Chiapas hasta la capital del estado, fueron levantadas por grúas y llevadas al corralón.

A eso del mediodía llegaron los indígenas, muchos de ellos jóvenes que se cubrían el rostro y estaban airados tratando de quitar la reja metálica de la entrada principal y la entrada trasera del Palacio de Gobierno, por lo que un pelotón de la policía hizo acto de presencia para actuar y desalojarlos en caso necesario.

Se vivieron largas horas de tensión de un posible enfrentamiento, ya que al grito de ¡Zapata vive! los manifestantes se formaron en un frente para recibir a los policías que se acercaban sobre la avenida central. Afortunadamente el pelotón de policías no avanzó, guardó descanso vigilante para que no se rompiera el orden.

No obstante, a eso casi a las siete de la noche los policías actuaron para el desalojo.

Antes que esto ocurriera, Manuel Gómez Pérez, vocero de los habitantes de Chenalhó, enfático dijo que sólo vinieron a pedir los recursos que le corresponden al municipio y que el gobierno no ha entregado a la alcaldesa Rosa Pérez Pérez para que se cubran las necesidades.

Se debe pago de gratificación a agentes municipales, salarios y aguinaldos caídos de exempleados del ayuntamiento y proveedores del Ayuntamiento, pero desde octubre del año pasado los han traído minuta tras minuta y no les han resuelto, por lo que este martes vinieron decididos a que los escuchara el secretario de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, para darle solución.

Dejó en claro que esta manifestación nada tiene que ver con el tema del conflicto con Chalchihuitán, sino se trata de un problema exclusivo de Chenalhó. Fsur.

Anunciate con Nosotros