Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Tapachula, Chiapas. – La diócesis de esta ciudad y autoridades de los tres niveles de gobierno, deben atender la crisis que enfrentan los albergues para migrantes.

“La situación se agudiza en temporada de fin e inicio de año porque carecen de techo, alimentos, seguridad y vemos con mucha tristeza a los niños deambular con sus madres en la vía pública y eso es preocupante”, dijo Alfredo de la Cruz Cordero, coordinador de la Asociación Civil Nueva Generación Vinculación Social.

Afirmó que los albergues deben de permanecer abiertos los 365 días del año para brindar atención a los extranjeros e hizo un llamado urgente a la diócesis de Tapachula para que se tenga la hermandad con los migrantes y fije la atención y orientación a los albergues.

“Sabemos que los centros están al frente de Asociaciones Civiles y  de Fundaciones, por lo que es fundamental que estén abiertos los albergues porque son personas que necesitan el apoyo al salir de sus países huyendo de la violencia, de las pandillas y problemas sociales”, expresó.

Subrayó que deben estar involucrados organismos internacionales como ACNUR, COMAR y la CNDH para no dejar a los ciudadanos que van en busca del sueño americano y los que van de tránsito pidiendo dinero para obtener alimento y descanso.

El entrevistado argumentó que en Chiapas y en especial la Frontera Sur, muchos centroamericanos y de otros países cuentan con las posibilidades económicas para rentar un hotel, una vivienda, departamentos y cuartos, generando ganancias a los empresarios.

Condenó que se critique que se no protejan los derechos de los mexicanos en Estados Unidos, cuando en el país no se pone el ejemplo para dar la atención a los migrantes. Fsur.

Anunciate con Nosotros