Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Toño Aguilar desvió más de 6 MDP que eran para prestadores de servicios

Comitán de Domínguez, Chiapas. – El exalcalde comiteco, José Antonio Aguilar Meza, no las trae todas consigo en el presente proceso electoral, donde busca posicionarse nuevamente como candidato a la presidencia municipal comiteca.

Una enorme lista de proveedores le van a cobrar electoralmente las facturas que, de manera literal, no quiso cubrir en el año 2011, ni después, con la esperanza de que se desesperaran y se olvidaran de su dinero, aunque también pretendía que la administración pevemista de Luis Ignacio Avendaño las fuese cubriendo poco a poco.

Los resultados de la auditoría realizada por el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado (OFSCE) puso al descubierto la falta de cumplimiento de un saldo superior a los 6 millones 151 mil pesos a diferentes proveedores, que el ayuntamiento verde-ecologista tuvo que reconocer posteriormente y colocarla en la partida denominada “Deudores Diversos”.

Sin embargo, el OFSCE determinó exigir a la administración de Aguilar Meza “presentar… los documentos y argumentos que aclaren o justifiquen los saldos pendientes de comprobar, provenientes de recursos ordinarios y extraordinarios.

El mismo órgano dictaminó que el ayuntamiento realizó desvío de recursos, acusando a dicha administración de destinar dichos recursos ejercidos con fines distintos a sus objetivos, cuando simplemente debieron pagar las facturas a los proveedores que, desesperados, exigían los pagos pendientes de cubrirse, pues ya éstos habían realizado su gasto o inversión.

La gran pregunta es ¿Qué se hizo con ese dinero finalmente? ¿Cuántos millones de estos, que Aguilar Meza no quiso cubrir, tuvo que pagar la siguiente administración verde? ¿Quién o quiénes se enriquecieron con ese dinero que no se quiso reconocer a los proveedores?

Por lo visto eso de no cumplirle a los proveedores no es privativo del gobierno del estado, gobernado por un pevemista, sino que ya es tradición del PVEM faltar a sus compromisos financieros, con tal de que los funcionarios de turno sigan engordando sus cuentas bancarias personales o rellenando su colchón de dinero mal habido. Fsur.

Anunciate con Nosotros