Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

77163c3b-6389-4a2a-bbe5-8434094f23b1

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. – Entre los 18 productos alimenticios de la canasta básica que distribuye Dinconsa a través de sus tiendas rurales, se incluyen productos chiapanecos a granel e industrializados, de proveedores locales, sostuvo Juan Manuel Valle Pereña, director general de la paraestatal.

En conferencia de prensa, después de haber inaugurado el Almacén Central Tuxtla, destacó que entre estos productos va un café soluble chiapaneco el año pasado Diconsa compró más de diez millones de pesos y este año llevan casi dos millones de pesos en compra.

Reconoció que casi siempre las marcas líderes acaban siendo marcas nacionales, pero en los 23 productos de la canasta básica casi siempre se tiene de un proveedor local o regional, del agrado de la gente.

Negó que la presencia de tiendas rurales de Diconsa acabe con las tiendas de los lugareños en las comunidades, porque parte del requisito para instalar es que no haya otra opción de abasto.

El servidor público federal aseguró que las tiendas rurales de Diconsa se instalan con la venia de las propias comunidades, por lo que hasta se conforman comités ciudadanos.

Además, dijo que muchos productos de los que venden las tiendas de gente de las comunidades, Diconsa no los lleva. Por eso se puede interactuar con otras tiendas, porque no tenemos galletas, papas, pan, refrescos, porque nuestra función es llevar una canasta básica que permita una alimentación sana, variada y suficiente.

En tanto, Valle Pereña dijo que ahora se trata de identificar aquellas comunidades en donde no hay otra opción de abasto para poder solicitar al titular del almacén rural y los consejos comunitarios que ayuden con estrategia para abrir tiendas de Diconsa, por el compromiso es tratar de llegar a todas las localidades objetivos en los siguientes años de la presente administración.

Asimismo, ante la sequía que se vive ya en el país y algunas zonas de, asegura que está garantizado el abasto de granos básicos, sobre todo de maíz y frijol.

Dijo que el año pasado Diconsa compró casi 700 mil toneladas de maíz, el que se destina comercialmente para el consumo humano, y este año el programa de comprar es más o menos por la misma cantidad. En el ciclo otoño invierno se compraron 380 mil toneladas y en agricultura por contrato tienen casi 300 mil toneladas contratadas.

Lo anterior, más los inventarios del cierre del año pasado dan certeza que se podrá cerrar hasta julio o agosto cuando empieza a salir la producción del ciclo primavera verano, y ya están trabajando para el abasto de los últimos meses del año. Por eso la idea de que más productores locales pequeños se conviertan proveedores de Diconsa.

También, anotó que la producción nacional de frijol normalmente es de un millón y media de toneladas. Este año acabó siendo de 400 mil toneladas, por lo que se tiene deshace importante. Sin embargo, vía agricultura por contrato y vía compras en estados del norte se tiene certeza en el basto por los mismos volúmenes del año pasado.

Descartó que se tenga que recurrir a la exportación de frijol, toda vez que a nivel nacional siendo un producto importante de la dieta del mexicano, difícilmente vamos a tener que importar. Fsur.

 

Anunciate con Nosotros