Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

2287cb8c-d300-4f45-b5ae-3dccf4af71bb

David Morales

La detención del alcalde de Frontera Comalapa Jorge Antonio Aguilar Lucas, no sólo deja en claro que la delincuencia se ha apoderado del municipio, sino que se ha infiltrado a partidos políticos en este caso al Partido Revolucionario Institucional, donde el Senador Roberto Albores Gleason le abrió las puertas al inculpado y si hoy se busca culpables por la ingobernabilidad del municipio fronterizo, al primero que hay que señalar es a Roberto Albores Gleason.

En 2015, el Partido Verde Ecologista de México, le arrebató al Partido Revolucionario Institucional a buenas personalidades políticas que bien pudieron haber ganado una elección, por lo que Roberto Albores Gleason, decidió entregar las candidaturas a personas sin la capacidad para gobernar.

Uno de estos casos fue en Frontera Comalapa, donde el aspirante a la candidatura del PRI, Francisco Córdova Figueroa, decidió dejar de lado la candidatura que le ofrecían en el PRI y se unió al proyecto del hoy occiso Alaín Anzueto.

En ese entonces el Partido Revolucionario Institucional se quedó sin candidato, por lo que Roberto Albores Gleason, decidió darle la candidatura a Jorge Antonio Aguilar Lucas, aun cuando tenía conocimiento que Aguilar Lucas, contaba con una averiguación previa por el delito de Privación ilegal de la libertad, en agravio de Ludwin Moreno Salas, por hechos ocurridos en mayo de 2015.

El total respaldo de Roberto Albores Gleason, un golpe de surte y por el enojo de los comalapenses con el PVEM, fueron clave para que Aguilar Lucas, -sí el sujeto que tenía una averiguación previa- llegara a ser Presidente Municipal, sin tener la capacidad para gobernar, por lo que su administración rápidamente se desestabilizó.

Es decir que uno de los principales factores por los que la delincuencia se infiltró al Partido Revolucionario Institucional, fue Roberto Albores Gleason quien sin duda alguna también es culpable de la ingobernabilidad que hoy se vive en Frontera Comalapa.

Pero no conforme con lo mencionado, ahora Gleason a través de operadores políticos del PRI en Frontera Comalapa, realizan actos vandálicos en este municipio, para exigir la liberación de Aguilar Lucas, aun cuando se encuentra involucrado en un asesinato.

Sí Roberto Albores Gleason, no hubiera entregado la candidatura a una persona con antecedentes delictivos, hoy la realidad de Frontera Comalapa fuera otra, Gleason fue muy bueno para apoyar en campaña a Jorge Lucas, pero hoy no ha dado la cara a los comalapenses que viven con miedo gracias a él.

Por lo mencionado la dirigencia nacional del PRI, debe poner los ojos en Chiapas, pero sobre todo en el Senador Roberto Albores Gleason quien a su paso por esta institución política sólo le ha causado perjuicios. Fsur.

 

Anunciate con Nosotros