Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

15202244-656d-480b-a5a2-a1796f945f1a

Víctor Hugo Roblero

Motozintla, Chiapas. – Desde 1980 la Unidad Administrativa Forestal número 4, detectó en el barrio Los Alisos, en este municipio, una plaga forestal que ataca a los árboles, y que en ese entonces supieron que era un gusano barrenador del pino (Dendoctronus Frontalis).

El personal descubrió cerca de seis hectáreas, 260 metros cúbicos de madera plagada y hasta el momento nunca ninguna autoridad competente ha hecho algo por contrarrestar el avance de dicha plaga.

Según reporte de biólogos en la zona y que la han estudiado hablan de más de 750 hectáreas de pinos secos en toda la región sierra, principalmente, en el ejido Vega Guerrero, en el municipio de Siltepec, Chiapas y otro manchón fuerte se localiza en Amatenango de la Frontera, que se puede observar desde el municipio de Bejucal de Ocampo, Chiapas.

Varias comunidades han denunciado ante Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), para que tomen cartas en el asunto pero siempre ha habido negativa al respecto.

Hace unos días, a la  llegada a este municipio (Belisario Domínguez), el gerente general de CONAFOR Lic. Jorge Rascala Pérez, nuevamente hacen un llamado al gobierno en sus tres niveles, para que actúen antes de que sea demasiado tarde y las consecuencias graves y desastrosas como ha sucedido en los recientes desastres que han causado los huracanes y sobre todo por el deterioro del medio ambiente, lo cual las plagas forestales contribuyen al desequilibrio ecológico.

Varios gobernadores han pasado, varios senadores, diputados federales y locales y varios presidentes municipales, algunos han repetido la administración en las alcaldías pero nunca nadie, así, NADIE se ha dignado en atender o al menos intentar denunciar la plaga, pero eso sí en época de campañas políticas ofrecen, como dicen, las perlas de la virgen, pero en los hechos ha dejado mucho que desear la actuación y la administración de varios llamados políticos.

Es urgente que las autoridades se avoquen a terminar con esta plaga que mucho daño ha causado en la región XI Sierra-Mariscal y esta plaga continúa avanzando silenciosamente.

Pero más ha sido el silencio de las autoridades y las dependencias encargadas de estos programas.

El gusano barrenador ataca árboles sin importar edades, entra por la corteza y ataca al árbol secándolo por completo, ya que ahí en la corteza hace sus galeras, pone sus huevecillos y al reproducirse estos gusanos vuelan para atacar a otros pinos; y la zona sierra está catalogada por contar con suficientes bosques de coníferas, (Pino).

Por lo que se hace urgente y necesario la investigación ataque, a través de control biológico o derribo de árboles plagados, antes de que sea demasiado tarde, detectada la plaga en 1980 y estamos en el 2016 y nada se ha hecho al respecto.

Cabe señalar que aunado a las plagas forestales, están los permisos forestales que el gobierno junto a algunos comisariados ejidales otorgan permisos para la explotación maderera en la zona sierra, sobre todo en este municipio donde a diario se ven pasar camiones cargados con madera, y que algunas organizaciones sociales han denunciado el saqueo de maderas en la zona y algunos líderes de movimientos han sido detenidos y encarcelados, mientras los programas de reforestación dejan mucho que desear y todo esto aunado a los incendios forestales, ponen en peligro la zona Sierra Madre de Chiapas.Fsur.

Anunciate con Nosotros