Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

a9f91c90-7dd6-48b9-bc0a-90885b2990c7

Wero Valentín

Faustino René Pérez López me abrazó sin fe. No creo que vaya a darle mucha suerte.

Además, ya tiene mujer.

Ni modo que le dé yo suerte de querida. No, eso no. Es motivo de pleitos y divorcios humanos.

De dinero tampoco, no lo necesita.

De hombre, menos.

¿De qué puedo darle suerte si no me abrazó con fe?

Y es que, además, me agarró mis nalguitas sin permiso. Eso lo vio mi papi humano y fue testigo que me enojé.

Por eso no le extrañó cuando casi le arranco un pedazo de cachete al vocero del diputado federal, Luis Ignacio Avendaño Bermúdez, del VIII Distrito.

En verdad, otro poco y le masco la nariz, por molestoso.

A ver, díganme, ¿por qué no reaccioné del mismo modo con las demás personas que me abrazaron?

Es como si me quisiera abrazar el José David Morales Gómez, de Chiapas Sin Censura: Soy capaz de morderle la nalga: No hay química.

Lo siento, humano René Faustino. Pero sí era mi intención desquitarme.

Y sospecho que ya nunca más vas a poder disfrutar de un abrazo mío. Pero, mira, quiero agradecer el apoyo económico que, a nombre del Diputado Luis Ignacio Avendaño Bermúdez, fuiste a dejar para financiar las cirugías de esterilización que realiza el médico Baraquiel Solís, en las campañas que impulsa Doña María Eugenia Alfonzo.

Cinco mil pesos le vienen muy bien a esas campañas. Diputado Luis Ignacio, gracias, mil gracias. Fsur.

Anunciate con Nosotros