Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

fa0b4afc-20c7-4147-bec2-bd61adb82ec9

David Morales

Durante la vista del Papa Francisco al estado de Chiapas, el gobernador Manuel Velasco Coello, exigió al arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, más de mil boletos para sus familiares y amigos, excluyendo con esto a los devotos chiapanecos.

A través de redes sociales se dieron a conocer múltiples imágenes donde se aprecian asientos VIP, marcados con diversos apellidos de figuras políticas, así como familiares del gobernador, que estuvieron en primera fila, en la misma que el Papa Francisco celebró, en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas.

El portal www.reporte.com.mx informó que la exigencia del boletaje vino del gobernador Manuel Velasco, a pesar de que el arzobispado tenía el control absoluto en la organización de la visita pastoral del Obispo de Roma, señalando que los amigos del gobernador merecían prioridad debido a que fue gobierno del estado que cubrió los gastos de la visita del papa.

De esta forma Los asientos reservados para el gobernador, se ubicaron en las primeras dos filas de sillas, “para la familia Velasco”, sin importar que la celebración sería para las comunidades indígenas.

Cabe mencionar que además miles de personas no pudieron tener acceso a la misa del Papa, a pesar que llegaron al lugar con varias horas de anticipación, por lo que en redes sociales se generó un descontento por la prioridad que se dio a los políticos y no a los devotos de la iglesia católica. Fsur.

Anunciate con Nosotros