Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

63

En Socoltenango hasta los propios priistas están inconformes con el actuar del alcalde Fernando Bassoul Ponce, quien marginó a las niñas y niños de los barrios para disfrutar de los juegos mecánicos en la Feria de Candelaria, otorgando privilegios a unos cuantos.

Roberto Morales Díaz, del barrio Candelaria, dijo que a diferencia de otros años en esta edición de la feria las niñas y los niños de la gente humilde no recibió los tres boletos que cada año recibían del ayuntamiento de manera gratuita para disfrutar de los juegos mecánicos, lo que dejó a la niñez de las familias pobres bastante tristes.

“No nos dieron boletos para los juegos mecánicos, nuestros niños se quedaron con los deseos, ellos nos exigían a nosotros que les diéramos para su entrada, pero somos de escasos recursos económicos, sin embargo vimos que el tesorero municipal, Alejandro Cabrera, anduvo regalando boletos a los de su familia y amistades cercanas para que pudieran entrar a los juegos que quisieran”, señaló.

Agregó que también los regidores del ayuntamiento recibieron un fuerte paquete de boletos que usaron para sus propios hijos o para los hijos de sus amigos y familiares quienes sí pudieron disfrutar cada día de la feria, lo cual califica de injusto.

También dio a conocer que en el primer baile los organizadores de la feria cobraron 250 pesos por boleto de entrada general y mil 500 en la zona VIP, mientras que en años anteriores los precios eran de cien a 150 pesos la entrada, en lo que consideran un cambio hacia atrás, pues el pueblo está siendo marginado por la presente administración. Fsur.

Anunciate con Nosotros