Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

ba5a966b-cc4e-457d-9320-3470f1793bae

Alcalde Lucas no le quiso dar seguimiento

Frontera Comalapa, Chiapas. – En un problema grave se está convirtiendo la falta de un Centro de Control Canino en Frontera Comalapa, proyecto que echó por tierra el presidente municipal, Jorge Antonio Aguilar Lucas, desde los primeros días de su administración, sin motivo aparente.

Lo anterior, debido a que se están proliferando la aparición de perros callejeros por toda la ciudad, los cuales se están reproduciendo sin el menor control, multiplicándose por todos lados y convirtiéndose en una verdadera amenaza a la salud pública.

El problema se incrementa durante los fines de semana, en los cuales el Departamento de Limpia por alguna razón, hasta ahora desconocida, no realiza labores de limpia por toda la ciudad.

Especialmente en los alrededores del mercado municipal se observan toneladas de residuos, en diferentes zonas del mismo, en todos los cuales se reúnen los perros en situación de calle para buscar alimentos o desperdicios, con los cuales alimentarse.

José Ángel Díaz Pérez, vendedor ambulante, dijo que al incrementarse el número de perros callejeros la gente que acude a realizar sus compras en los fines de semana se exponen a mordeduras y, eventualmente, a adquirir la enfermedad de la rabia, ya que esos canes jamás han sido vacunados.

Lamentó que el alcalde Lucas haya tomado la decisión de cerrar el Centro de Control Canino, un proyecto que, por cierto, apenas se había echado a andar en la administración próxima pasada, que requirió de una fuerte inversión de recursos federales.

“Fue un regidor del partido verde el que lo propuso, Enrique Recinos Ramos, él nos vino a hablar para solicitar que lleváramos nuestros perros cuando hubieran campañas de esterilización, y se realizaron algunas campañas, pero ahora ya nada de eso se hace”, dijo.

Cabe señalar que, en su momento, la administración anterior dio a conocer que se trataba de un proyecto gestionado a nivel federal, del programa Comunidades Saludables, con una inversión federal de 475 mil 500 pesos, que fue anunciado bajo el eslogan “Caninos sanos y libres de rabia”, que lamentablemente se vino hacia abajo por falta de seguimiento o insensibilidad del actual alcalde priista. Fsur.

Anunciate con Nosotros