Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

2379323d-919c-4563-8b14-49feec8d4bd7

Comitán de Domínguez, Chiapas. – Mario Guillén Domínguez, el alcalde priista comiteco, empeñó su palabra de dejar sin baches la principal arteria del barrio El Cedro, y hasta ahora, a cuatro meses de administración, no ha cumplido.

Dijo también que sería la primera obra que realizaría de su administración, y menos ha cumplido, porque al menos ha intentado trabajos en otros barrios, en tanto El Cedro sigue en las mismas y, peor aún, en más terribles condiciones.

Dijo, en sus primeros boletines de prensa, que Comitán sería una ciudad con Cero Baches, y basta mirar o transitar por una sola de sus calles, en el barrio El Cedro, para contar cientos de baches, ya no digamos cero, uno o diez.

“Vamos a rehabilitar las calles y avenidas con mezcla asfáltica en un proyecto ambicioso de bachear las partes más afectadas de la ciudad, a corto plazo”, dijo, y nada de nada.

Más de 120 días al frente de la administración, y el barrio El Cedro sigue esperando su mezcla asfáltica.

Que no sólo sean palabras, que no sólo sea demagogia, que cumpla, que tenga palabra, que honre sus compromisos, le pide la gente.

Lo peor de todo es que se ha enfrentado verbalmente hasta con las canasteras y vendedoras del mercadito de El Cedro, y le ha gritado que no tienen por qué exigirle nada a él como alcalde, porque no les debe nada.

“Yo les cumplí en su momento, porque compré su voto, así que ni me deben ni les debo”, por lo que los habitantes de este barrio tendrán que esperar a que al autodenominado “Señor Fox” se digne mirar hacia sus rumbos, y si no lo hace seguirán con sus enormes cráteres donde las unidades se ponen en peligro a cada rato. Fsur.

Anunciate con Nosotros