Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

3a19c8ca-86df-4f81-8d4f-c442d052e129

Jennifer Graham

Malas noticias para los amantes de la pizza: La Food and Drug Administration dice que la clásica caja de cartón de la pizza es casi tan mala para nosotros como las grasas saturadas y pegajosas que contiene en su interior.

La FDA anunció esta semana su intención de prohibir el uso de tres sustancias químicas utilizadas comúnmente para fabricar las cajas para pizza y otros embalajes para alimentos. “Ya no existe una certeza razonable de que no es perjudicial” la exposición proveniente de las sustancias químicas utilizadas para evitar que la grasa se filtre por las cajas de pizza, dijo la agencia.

Las sustancias químicas, que también se utilizan en la fabricación de las bolsas de maíz inflado para el microondas y los envases de comida para mascotas, son sales de dietalonamina, ácido pentanoico y ácidos de ésteres de fosfato de perfluoroalquil-sustituido, informó el sitio de noticias The Blaze. Se requiere un período para la recepción de comentario público y éste se prolongará hasta el 3 de febrero.

En su presentación en el Registro Federal, la FDA dijo que el principal peligro que plantean las sustancias químicas es la “biopersistencia”, que The Blaze define como “la acumulación de las sustancias químicas que el organismo no puede digerir completamente”.

La acción por parte de la FDA tuvo lugar luego de años de presión por parte de los grupos de defensa ambientales y de la salud que incluyen al Center for Food Safety, el Breast Cancer Fund, la Children’s Environmental Health Network y el Center for Food Safety. Éstos habían solicitado formalmente a la FDA que prohibiera las sustancias químicas en octubre de 2014, señalando que gran parte del empaque nocivo se fabrica en el exterior y es enviado a los Estados Unidos.

Esta semana, no obstante, los grupos dijeron que la acción es poco satisfactoria, que llega demasiado tarde y exigió a la FDA que ataque de manera más agresiva las toxinas en los aditivos y en el empaque.

“Este es otro ejemplo atroz de que, con mucha frecuencia, las acciones regulatorias conforme las inservibles leyes del país en materia de sustancias químicas son poco satisfactorias y demasiado tardías para proteger la salud de los estadounidenses. El Congreso debe garantizar que las sustancias químicas que llegan a los alimentos, ya sea como aditivos deliberados o como contaminantes de los envases y otras fuentes externas, sean investigadas a fondo”, dijo en un comunicado el presidente de Environmental Working Group, Ken Cook, en Bloomberg News.

Y Erik Olson, director del programa de salud del Consejo Nacional de Defensa de los Recursos (NRDC por su sigla en inglés) dijo a Food Safety News que la acción de la FDA “es sólo un primer paso”.

“Ahora debería actuar en base a nuestra petición para prohibir las otras siete sustancias químicas que entendemos–y así lo han constatado organismos gubernamentales como el programa de toxicología de los National Institutes of Health- que causan cáncer”, dijo Olson.

Hasta el momento, no ha habido ninguna respuesta de las principales cadenas de pizza del país. Fsur.

Anunciate con Nosotros