Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

* Culpa al gobernador Manuel Velasco de la falta de recursos

Danglis López

Socoltenango, Chiapas.– El alcalde de Socoltenango, Fernando Bassoul Ponce, se olvidó de sus compromisos de campaña tan pronto llegó al poder, y ahora parece un desmemoriado, pues entra y sale del palacio municipal de prisa y si es posible sin saludar a nadie.

Si antes era una persona sociable y saludador, ahora  al pasar frente a sus coterráneos suele tomar dos medidas para evitar el saludo a su propia gente: una es tomar un celular y realizar una llamada para presuntamente dar órdenes, y la otra es fijar la mirada en el horizonte para evitar depositar la mirada en la gente humilde que pretende hacer alguna petición.

Y, cuando al final no le queda de otra, el edil se ve en la penosa necesidad de recibir a su gente, lo cual le resulta estresante, según él mismo dice, que porque todos llegan a pedir dinero, y, según sus palabras, “no tienen llenazón”.

Entonces comienza con la justificación de siempre al señalar que el municipio está sin dinero, que no le dejaron ni un solo peso, y que ni siquiera tiene recursos para pagar los salarios de los trabajadores.

Su discurso suele acompañarlo aventando culpas al gobernador del estado, Manuel Velasco Coello, a quien acusa de no enviarle los recursos que le corresponden al ayuntamiento a pesar de tocar y tocar puertas.

Acostumbra repetir que el gobernador del estado no quiere a Socoltenango pero que con el apoyo del senador Roberto Albores Gleason va a bajar recursos federales para las obras que requiere el municipio. Fsur.

Anunciate con Nosotros