Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

David Morales

A más de un mes que Mario Antonio Guillén Domínguez, tomó protesta como Presidente Municipal, aun no hay proyectos para el municipio y los pagos en la Presidencia se han retrasado, el gobierno del pueblo, únicamente ha pagado a funcionarios de primer nivel.

Su lema de campaña “le toca al pueblo”, sólo fueron palabras bonitas para engañar a nuestro pueblo que le va mal. A quienes sí les ha ido bien, han sido a los funcionarios de primer nivel, entre los que se encuentran el Presidente Municipal y es que ellos ya cobraron sus dos primeras jugosas quincenas.

Pero no todos los funcionarios han tenido la suerte de cobrar su salario, el gobierno del “pueblo” sólo ha pagado a funcionarios de primer nivel, como son directores, coordinadores y regidores, a los trabajadores humildes aun no les pagan.

Sin duda este gobierno no es del pueblo, es para unos cuantos, para familiares y amigos de Mario Antonio, y para justificar la ausencia del pago a los trabajadores humildes, quizás podrán poner de pretexto el adeudo dejado por las administraciones pasadas.

Pero el salario de todos los trabajadores del Ayuntamiento proviene del Gasto Corriente, que cada 15 días llega puntualmente a las cuentas bancarias de los distintos ayuntamientos, sin importar que haya habido cambio de gobierno. Ahora Mario Antonio debe aclarar dónde está el dinero de los empleados.

Y si no ha cumplido ni siquiera con el pago de quienes lo ayudaron en campaña, ni hablar de sus promesas hechas al pueblo, a Comitán le ha ido  muy mal, nuestra ciudad se encuentra plagada de baches y ni uno solo se ha tapado durante la administración de Mario Antonio.

Lo peor de todo es que hasta el momento el flamante presidente, no ha presentado un proyecto en beneficio de la sociedad, en los medios a su disposición se lee que ha visitado la Central de Abasto 28 de Agosto, para conocer las necesidades de los locatarios, se supone que las necesidades las conoció desde campaña, a estas alturas debió visitar a los comerciantes para notificarles de un proyecto.

Mario Antonio pensó que gobernar era más fácil que montar a caballo, pero no es así, hay que gestionar, trabajar siempre, para poder cumplirle al pueblo, no sólo a sus amigos y funcionarios lambiscones. Fsur.

Anunciate con Nosotros
Compartir
Artículo anteriorDestrozado
Artículo siguienteCentro de Salud con servicios ampliados