Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Ángel Gordillo

Comitán de Domínguez, Chiapas.– El vaquero cumplió con su palabra al “remodelar” el boulevard de Yalchivol en dos días, cosa que muchos mencionaron que no se podría pero lo logró, siendo el día de ayer que se inauguró dicha obra en la cual se invirtió más de medio millón de pesos.

El proyecto fue concluido en tiempo como se esperaba, pero debido a las prisas con las que se realizó, es dinero que se tiró a la basura hablando literalmente, ya que el boulevard se encontraba con daños por el tiempo.

Pero el vaquero dijo que él podría con el reto de “remodelar el boulevard” en un par de días, esto se vio ayer donde el gobernador del estado Manuel Velasco y junto a Mario Guillén Domínguez recorrieron dicha obra y la inauguraron, dándola por concluida.

A simple vista se nota bien, pero al observar más de cerca se puede ver que la remodelación “fue hecha con las patas” ya que sólo se armó el rompecabezas que hizo la maquinaria que contrataron para remover los escombros que no fue más que tierra negra que quitaron de las jardineras, se pueden notar las fisuras en todo el camellón.

La guarnición estaba teñida de blanco, pero para que resaltara el trabajo y ocultar el estado en que se encuentra, esta vez se pintó de amarillo, pero esta pintura fue plasmada sobre el polvo y tierra que cubre algunas rendijas que no pudieron tapar, además regaron pintura como si los que pintaron padecieran de párkinson.

Mario Guillén, actual presidente de Comitán dijo: “un vaquero es tan bueno como su palabra” pero si ésta es la muestra de su palabra, quiere decir que no vale mucho.

En una pequeña entrevista con el director de Obras Públicas el Arq. Ernesto Alejandro Sánchez Crocker, dio a conocer que el total de la inversión fue de 690 mil pesos.

Si se toma en cuenta esta cifra y se sabe que las luminarias son donadas por el gobernador del estado, y al ver la calidad de obra que hicieron; se puede concluir que es una cantidad extravagante.

Algunas personas más mencionaron que cómo es posible que en dicho lugar no se encontrara un bote de basura, así como entre los árboles se podía encontrar herramientas botadas de los trabajadores de la obra pública, prácticamente su remodelación consistió en embarrar pintura sobre una guarnición despedazada y sucia, sin duda no es para haber gastado más de medio millón de pesos. Fsur.

Anunciate con Nosotros
Compartir
Artículo anteriorMenor muerto en enfrentamiento
Artículo siguienteIba a velorio