Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

El mediocampista recordó que estuvo a punto de perderse el Mundial, pero se coló de última hora

Karla Uzeta

En el momento en que levantó la Copa del Mundo en Perú, comprendió que todos los sacrificios y el esfuerzo realizado valieron la pena.

El 2 de octubre de 2005 quedó grabado en la mente de Jorge Hernández como uno de los mejores días de su vida, y aunque dejó mucho por lograr su sueño, 10 años después está plenamente convencido de que el haber sido Campeón del Mundo Sub 17 lo compensa todo.

Seleccionado por Chucho Ramírez en la Sub 15, Jorge veía alejarse la probabilidad de ser mundialista tiempo después, debido a una lumbalgia; sin embargo, su destino estaba escrito y al final fue de los ‘Niños Héroes’.

“Es un momento único que me quedará para toda la vida. De inicio con (Humberto) Grondona no quedé porque tenía principios de lumbalgia, y cuando Chucho vuelve a agarrar la Sub 17 me llama y la ilusión estaba de quedarme sí o sí y lo logré, pero el camino no fue fácil”, recuerda.

Jorge vivió de todo. Su entorno cambió de manera absoluta, al grado de que en la escuela pasó de ser el estudiante ‘común’ al orgullo del colegio: “Estaba en la preparatoria, tuve muchas faltas, hasta iba a reprobar varias materias, pero algunos amigos y maestros me ayudaron y las pude pasar.

“Me tuve que dar de baja antes del Mundial y todo el proceso falté mucho. Hablé con el director y las autoridades de la escuela y no me ayudaron, por eso me salí. Tuve que sacrificar la escuela por irme a jugar. Y cuando regresé fui como si nada a saludar a unos amigos y me sorprendieron porque pararon las clases y me dieron un reconocimiento siendo que yo ya no estudiaba ahí”.

Sin embargo, haber sido Campeón del Mundo no le garantizó éxito a Jorge Hernández, ya que después probó suerte en el Barcelona B, pero ante la falta de resultados volvió a México y su recorrido ha tenido altibajos.

“He vivido algo único, de todo, títulos, ascensos, descensos, hoy con Leones Negros busco ascender y como persona también gané porque me casé y tengo una hija. Pero aprovecho la vida día a día.

“No ha sido fácil y no es tampoco una carga ser Campeón del Mundo, es un orgullo ser parte de la historia. Lo importante es tener éxito día a día y soy positivo. Sé que unos estamos aquí, otros en Europa, pero lo importante es que hacemos lo que nos gusta”, expresó. Fsur.

Anunciate con Nosotros