Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

David Tavernier

Durante tres días, fue suspendido el servicio de saneamiento en esta ciudad, debido a que comuneros bloquearon el ingreso de camiones recolectores al relleno sanitario de la localidad para vaciar las cargas, por lo cual, toneladas de basura se acumularon paulatinamente en todas las esquinas de los diferentes barrios, colonias y Centro Histórico, formando enormes montañas de porquería en todo Comitán. La situación agobiante, aún persiste.

La problemática se generó, debido a la falta de atención y mantenimiento al relleno sanitario por parte del Ayuntamiento local, en cabeza del alcalde Jorge Luis Aguilar Gómez, que desde hace dos meses no cubren con tierra los desechos que se van depositando progresivamente en ese lugar.

Esto generó la inconformidad de los colonos, vecinos al depósito, quienes se quejan de la proliferación de malos olores y fauna nociva en la zona, por lo que, previamente ya habían hecho varias advertencias al Ayuntamiento para que tomara cartas en el asunto, de lo contrario, llegarían a las medidas drásticas.

El ultimátum se consumó, ante la negligencia del edil Jorge Luis Aguilar y sus funcionarios en la Dirección de Servicios Públicos municipales, para dar solución oportuna a las demandas de los comuneros, por lo que se inició un bloqueo para el acceso de camiones recolectores en el basurero municipal.

Así, el Ayuntamiento se vio obligado a suspender el servicio de limpia, debido a que no hay un lugar dónde depositar la basura que se recolecta en la ciudad, lo que generó, que centenares de toneladas de desechos domésticos y comerciales, se fueran acumulando a lo largo de tres días en las calles y esquinas de los distintos barrios y centro de la ciudad, presentando un espectáculo dantesco en el “Pueblo Mágico”.

Como decía al principio, el problema se mantiene. De acuerdo a la versión de algunos trabajadores de limpia, pertenecientes a la Dirección de Servicios Públicos, el relleno sanitario sigue bloqueado por los comuneros, esto, hasta el cierre de este espacio.

Pero en una acción de última hora, desesperada diría yo, servicios públicos sacó al personal y los camiones recolectores, para alzar la basura acumulada en estos días en las calles. Pero los camiones no serían vaciados en el “basurón”, sino que quedarían guardados conteniendo la carga en el corralón, según la versión de los empleados de limpia. Y, ¿qué va a pasar en los próximos días con la generación cotidiana de basura en la ciudad?

Como dije, son medidas desesperadas que no llegan a nada para resolver el problema a fondo, y el vendaval de críticas ciudadanas al Ayuntamiento, ante la falta de prestación y suministro de servicios públicos necesarios, va en incremento. También hay fallas en el suministro de agua potable.

Esto ya es una problemática que tiene tintes de ingobernabilidad, ya que el alcalde interino Aguilar Gómez, está teniendo un cierre caótico en esta administración. Debe enderezar la nave, y pronto.

Pero, como lo he señalado desde hace varios años atrás a la fecha en este espacio, la problemática de la basura acumulada en las calles, que paulatinamente sigue en crecimiento, tiene un fondo histórico en Comitán, que va desde su generación por parte de la ciudadanía y con la forma en que se recolecta tal.

A casi diez años de gobiernos “Verde Ecologistas”, desde la administración de Eduardo Ramírez Aguilar, pasando por la de José Antonio Aguilar Meza, y transcurrida la presente de Luis Ignacio Avendaño Bermúdez, con el interinato de Jorge Luis Aguilar Gómez, en ninguno se ha propuesto una política innovadora, vanguardista, que conlleve a una educación ciudadana sobre la generación de la basura, pero que también proponga un cambio en la forma en que se recolecta tal en esta localidad. De manera que se deje de amontonar, irresponsablemente, en cada esquina y calle de la ciudad.

Lo más lamentable, que ante la evidente falta de imaginación de parte de los funcionarios “verdes” en turno para proponer soluciones al problema, tampoco hayan tenido el interés de ver qué otras medidas se están tomando en otros municipios del país para dar un viraje a las formas de recolección de basura. Aquí, en este espacio, a lo largo de varios años he propuesto muchas, y suficientes.

Nada, en nada se trabajó en esas tres administraciones pvemistas -que mucha responsabilidad y peso moral debieran cargar en el asunto-, para proponer soluciones de raíz en el tema. Nada, sólo escuchamos discursos y vimos “acciones” demagógicas en esas tres administraciones con respecto al asunto. Y el problema sigue avante, creciendo, como “bola de nieve” que rueda cuesta abajo y que, hoy, golpea abruptamente y con toda su fuerza a la ciudadanía y, así, deja en descrédito a este gobierno, también a los anteriores, que fenece. Fsur. 

Anunciate con Nosotros