Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

Cuatro hombres fueron asesinados a balazos ayer en Acapulco, entre ellos el promotor de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Miguel Ángel Jiménez Blanco, en Xaltianguis, cuando conducía un taxi colectivo.

Otro de los homicidios ocurrió durante las primeras horas de ayer afuera de la Plaza del Mariachi en el fraccionamiento Hornos, uno más en la colonia Centro, además del cometido en la colonia Jardín Mangos.

Entre los asesinatos está el del promotor de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Miguel Ángel Jiménez Blanco, asesinado a balazos en la entrada al poblado de Xaltianguis cuando manejaba un taxi colectivo.

Según información proporcionada por las autoridades ministeriales, a las 7:20 de la noche, fue reportado que en la entrada al poblado del Kilómetro 48, sobre la carretera federal Acapulco-México, un hombre había sido asesinado dentro de un taxi.

De acuerdo con pobladores, Jiménez Blanco llegaba al poblado de Xaltianguis rumbo a su casa, y en el punto conocido como Piedra Laja fue emboscado por hombres armados y le dispararon.

Jiménez Blanco fue asesinado de dos disparos, en el asiento del chofer de un taxi colectivo amarillo con blanco con número económico 1115. El cadáver, junto con el vehículo, fue llevado por sus familiares a su casa. Según las autoridades no permitieron que el Ministerio Público realizara las diligencias correspondientes.

Se informó que dentro del taxi habían casquillos percutidos calibre 9 milímetros. Los grupos del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG) y de la UPOEG mantienen una rivalidad por el control de los poblados que están en la carretera federal Acapulco-México.

Jiménez Blanco fue promotor de la policía ciudadana de la UPOEG en Xaltianguis desde que inició en 2013. Los policías del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana de la UPOEG tuvieron una primera incursión en esa localidad a principios de abril de 2013 cuando sitiaron el pueblo para detener a presuntos extorsionadores.

Después, el 12 de junio nuevamente ingresó la policía ciudadana al poblado y lo declaró territorio comunitario y comenzaron las asambleas para integrar su policía ciudadana, el 19 de agosto de 2013 se creó formalmente un grupo de la policía ciudadana con Jiménez Blanco como comandante.

La policía ciudadana de Xaltianguis operaba con nueve grupos de 12 personas cada uno.

En agosto de 2014 Miguel Ángel Jiménez fue desconocido como comandante de la Policía Ciudadana en Xaltianguis, su lugar fue ocupado por Plácido Macedo Adame.

En septiembre de 2014, Jiménez Blanco informó que en Xaltianguis operaban dos grupos de la policía ciudadana, uno a cargo de él y otro de Macedo Adame a quien acusó de haberlo amenazado.

El 29 de diciembre de 2014, en una asamblea pobladores de Juan R. Escudero (Tierra Colorada), Acapulco y Chilpancingo (Ocotito) y miembros del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana votaron a mano alzada por separarse de la Unión de Pueblos y Organizaciones del

Estado de Guerrero (UPOEG), que encabeza Bruno Plácido Valerio y así Xaltianguis fue controlada por el FUSDEG.

Luego de la desaparición de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, Jiménez Blanco se sumó a los trabajos de búsqueda en Iguala y Cocula.

También se integró a los trabajos de búsqueda y localización de fosas del grupo de Los Otros Desaparecidos que a partir de los hechos del 26 y 27 de septiembre con el asesinato y desaparición de normalistas comenzaron la búsqueda de sus familiares.

Los otros ejecutados

Otro homicidio ocurrió pasada la 1 de la mañana de ayer, cuando fue reportada la ejecución de un joven de unos 18 años afuera de la Plaza del Mariachi, ubicada en el fraccionamiento Hornos cerca del Centro de la ciudad y a dos cuadras de la avenida Costera.

Agentes de la Policía Federal llegaron a la calle Miguel López de Legaspi esquina con Diego Hurtado de Mendoza, y en la banqueta tirado boca arriba encontraron a un hombre con disparos.

La víctima, que vestía una bermuda a cuadros y una playera gris, tenía disparos en el rostro y pecho.

En el lugar del crimen, los agentes hallaron unos 15 casquillos percutidos al parecer calibre 9 milímetros.

Poco después de las 10 de la mañana, otro hombre fue asesinado a balazos y uno más quedó herido en la colonia Jardín Mangos.

Los agentes llegaron a la calle Membrillo en dicha colonia, a unos 30 metros de la terminal de camiones urbanos y encontraron en un terreno en la parte alta, el cuerpo de un hombre recostado entre la tierra y ladrillos con disparos.

El cadáver de la víctima de unos 25 años y que vestía una camiseta roja y un pantalón de mezclilla azul, fue levantado por sus familiares y llevado a su casa. En el ataque hubo otro hombre lesionado que fue trasladado a un hospital para su atención médica.

Antes del mediodía, otro hombre fue asesinado a balazos por hombres armados,  cuando caminaba en pleno Centro de Acapulco, a tres cuadras del Zócalo y dos de la avenida Costera.

De acuerdo con los primeros reportes, el hombre, de unos 45 años, fue hallado por los agentes tirado boca arriba en la banqueta, frente a la puerta blanca de una casa ubicada en la calle Cerrada de Galeana entre las calles Hermenegildo Galeana y Francisco Javier Mina.

El homicidio provocó una fuerte movilización de policías municipales, estatales, ministeriales, así como federales y efectivos del Ejército que resguardaron la zona del crimen.

La víctima, que vestía una bermuda beige y una playera café, recibió tres disparos de arma de fuego calibre 9 milímetros, dos de ellos en el rostro y otro en el cuello.

En lo que va del año, en el municipio van 502 personas que han sido asesinadas en hechos violentos en los que presuntamente estuvo involucrada la delincuencia organizada, con base en un recuento de lo publicado en El Sur. Fsur.

Anunciate con Nosotros