Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

David Tavernier

El concierto musical Rockomiteco alcanzó su punto más emotivo, y profundo, cuando a la mitad de este, en la pantalla central del escenario surgió la imagen de la activista Nadia Dominiq Vera Pérez, y en el sonido local se escuchó su voz denunciante: “Y también hay que entender el contexto de quién es Javier Duarte Ochoa: tú dale un poquito de poder a un ignorante, y es lo que sucede. Porque ni siquiera tiene conciencia del costo político de nada. A Regina Martínez (periodista) la mataron, y no pasó nada. Acaban de matar también a Gregorio Jiménez, otro periodista, y no pasó nada”.

Suaves y espontáneos aplausos, en reconocimiento a la también antropóloga y promotora cultural desaparecida, se dejaron escuchar entre la mayoritaria concurrencia joven, que se dio cita el pasado miércoles por la noche en el espacio masivo de la Feria Comitán 2015.

“¡Nadia!, ¡Nadia!, ¡Nadia!”, gritaron, abiertos, otros jóvenes rockeros, que agrandaron el sublime momento, mientras continuaban las palabras de delación de la activista: “Llevamos, ¿cuántos periodistas asesinados? Y no ha pasado nada. ¿Cuántos estudiantes? ¿Cuántos defensores? ¿Cuántos activistas? Defensores de Derechos Humanos, han sido asesinados, levantados, desaparecidos. Tenemos un nivel de desaparecidos impresionante. Pero tiene que ver también con el personaje que tenemos gobernando (Javier Duarte Ochoa). Y todavía se está “levantando el cuello”, que es (Veracruz) el estado más seguro ahorita, o sea, creo que no tiene un poquito de vergüenza”.

Las oleadas de aplausos se prolongaron por varios minutos, entre mezclados con aclamaciones a la joven, y determinados gritos furibundos de “¡asesinos!”, cuando en voz de Nadia Dominiq responsabilizó, totalmente, “a Javier Duarte Ochoa, gobernador del estado, y a todo su gabinete, sobre cualquier cosa que nos pueda suceder a los que estamos involucrados, y organizados en todo este tipo de movimientos, tanto estudiantes, académicos, y sociedad civil en general. Sí queremos dejar muy marcado, que es totalmente responsabilidad del estado, nuestra seguridad. Porque son directamente los que están mandando a reprimirnos”.

Momento después, póstuma proyección del video, saltaron al escenario “Los Blue”, la banda más emblemática del rock’n’roll local, actualmente. Al aguardentoso grito de su vocalista, las almas, cabelleras y, por ende, los cuerpos de la “placosa” concurrencia se empezaron agitar entre las sombras y luces multicolores, emanadas desde el “tablado”. Con “Inadaptable”, tercera canción de su primer disco, abrieron su repertorio para esa noche:

“Dicen, que no me puedo adaptar

Que me es imposible aceptar este mundo

Que tan enfermo está

Donde tengo que escuchar un monitor

Que dice que todo siempre va mejor…”

La multitud, que se agolpaba al frente del amplio entablado, derribó las barreras, literalmente. Varios jóvenes desprendieron las vallas metálicas de protección, que los separaban del escenario, y la comunicación fluyó entre espectadores y músicos ejecutantes de ese momento.

Cabe resaltar de Los Blue, esa noche hicieron la presentación de su primer disco grabado, del que obsequiaron varias copias al personal asistente. Agradezco al grupo, ampliamente, la reproducción que me hicieron llegar. De la banda puedo decir, es la que mejor evolución ha demostrado en la escena rockera local en el último año, va por buen camino a consolidarse. Ya está “cuajando”.

Seguido a Los Blue, quienes dejaron “calientito” el recinto, vinieron los “Apolo”, banda estelar del cartel que se presentó esa noche, cuyos integrantes son originarios del estado de Chihuahua. Lo que lograron profunda aceptación, entre el contingente rockanrolero de ese festín musical.

Dicha agrupación norteña, también alzó la voz en tono de protesta, ante los lamentables acontecimientos en el homicidio de la antropóloga Nadia Vera, del periodista Rubén Espinosa, y de tres mujeres más. A él y ellas, dedicaron “Trincheras”.

Apolo, banda muy activa, que recién realizó una gira por Centroamérica, visitando varios países, actualmente recorre nuestra entidad en diversas ciudades. Hay que destacar que, con su sonido, rescata los acordes de bandas de los 70´s, con el cual logró el segundo lugar en el concurso nacional de bandas “Vive Cuervo and Roll”, realizado por la añeja casa tequilera, de entre alrededor de 1100 bandas de toda la república, con tan solo 6 meses desde su debut como agrupación.

De los momentos engorrosos en el Rockomiteco 2015, estos los protagonizaron sus presentadores. Dos jóvenes locutores, que por sus prácticas, más parecían estar en la conducción de un evento musical organizado por alguna estación de radio “grupera”, como “La Poderosa”, “La Caliente”, o algo parecido. Por un breve instante, pensé saldría tras bambalinas para conducir: “el Pescadito”, algo así, o hasta el “mismito” Paco Vera. (Un saludo “Paquín”, es broma). Pero este tipo de conducción, es propio para eventos “gruperos”, y en nada encaja en un concierto de rock.

Rescatable fue, también, la presentación de “Los Entrañas”, que de igual forma va camino a solidificar su sonido y mejorar sus letras, con un sentido social; y, desde luego, False Golspel, de sonido más poderoso dentro del género “metalero”, encargados de “atrancar las puertas” en el Rockomiteco 2015.

También destacable fue, el logo del Rockomiteco para este año, el que pretende desmitificar la figura de Belisario Domínguez, anquilosada por los políticos demagogos. En el cual, el médico y político comiteco, aparece con un peinado al estilo Punk.

A los organizadores del Rockomiteco, doy la razón, en el sentido que esta fue la mejor edición de ese festival musical, no sólo debido a la cartelera que se presentó sino por la purificación emocional que se vivió entre exponentes y espectadores.

Finalmente, paradójico fue que para esa noche del miércoles pasado, mientras en el masivo de la Feria Comitán 2015, se realizaba un concierto de rock, en el que se protestó pacíficamente contra la violencia ejercida contra defensores de los Derechos Humanos y la libertad de expresión; en otra área se presentará “El Komander”, narco-star que dibuja la letra “K” de su nombre “artístico” con un “cuerno de chivo” (fusil de asalto) apuntando al cielo, y que interpreta canciones de narcocorridos, en los que se hace abiertamente apología al narcotráfico, problemática que ha teñido de sangre a este, y otros, países en América Latina, y el mundo.

Como igual de incomprensible fue, mientras la semana pasada eran brutalmente asesinados un periodista y una antropóloga; también, el recién liberado Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, sicario y mano derecha del desaparecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, lanzara al mercado su segundo libro, escrito por él: “Sobreviviendo a Pablo Escobar”. Fsur.

Anunciate con Nosotros