Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

*Buenos amigos

*Estado y periodismo

Daniel Rivera

La política hace realidad lo inimaginable, jamás pensé que saldrían cordialmente abrazados el uno con el otro, con amplias sonrisas, es un duelo que desde la infancia traía uno con el otro, hablo de dos comitecos encumbrados en la política estatal.

Por un lado Roberto Albores Gleason, líder priista, senador y uno de los serios aspirantes a dirigir los destinos de los chiapanecos en el 2018 y por el otro lado Eduardo Ramírez Aguilar, actual Diputado federal, líder del PVEM en Chiapas y futuro líder cameral en el Congreso del Estado, también, aspirante a suceder a su amigo, a quien manda en la casa grande del Mirador.

Pues bien, el día de antier los dos “solitos” posaron para la cámara y mandando la señal a quien guste verlos, de que todo es unidad, si a nivel nacional lo hacen, ¿por qué no hacerlo en la aldea?, y clic y se hizo la amistad, la cordialidad y camarería; unirse en tiempos de tormenta es lo mejor que pueden hacer; después que se resuelva la elección de “oro” y me refiero a la elección de Tuxtla Gutiérrez, todo será igual, es más, a partir de la resolución del Tribunal Electoral, será el banderazo de salida para estos dos contrincantes de la política y claro, en lo personal también.

Bonita imagen que servirá para el anecdotario, veremos en qué termina esto, ojalá y para bien del estado, que siempre exista la relación cordial, ya no digamos de amistad, porque de eso, dista mucho.

En honor a Rubén Espinosa y Nadia Vera.

El final del discurso fue: Pórtense bien.

Hablar de golpe y sin pensarlo del comunicador y el estado, trae consecuencias.

La menos dolorosa es la autocensura, esa que se siente que raspa el alma, esa que te pide a gritos decir, que el no decir produce ahogo, coraje y rabia, en suma, no dices por miedo o por interés.

Muchos padecemos de esa rara enfermedad del periodismo, la autocensura es mentirosa, amante de burdel, compañera de viaje y lo peor es muda; basta con un simple guiño para no decir; hay quienes rompen la barrera, porque el deber es cumplir de informar a cualquier precio.

No solo a las letras se enmudecen también a las imágenes, puedes describir perfectamente un suceso, pero tomar la imagen en el momento preciso, en el lugar preciso y con el ángulo perfecto, es sublime, lastimosamente mostrar las imágenes también traen consecuencias.

Como decía, la relación Estado-Periodismo es de sí una relación que nacieron gemelas, no puede estar una sin la otra, se necesitan ambas, sin embargo si el estado se siente agraviado con lo que dicta el periodismo, este (el estado) reacciona de manera virulenta, amenaza, corrompe, amedranta y asesina.

Asesinar al puro estilo gansteril es infame, lo ocurrido con Rubén, Nadia y dos personas más,  es una clara advertencia para el gremio, pero también es una clara advertencia a la sociedad, de quedarse callada, ya nada los detendrá, para entonces no existirá quién escriba, porque entonces sí, se habrá silenciado todo.

De Pilón: Solicitar honradez, pulcritud y no corrupción, cuando no se tiene, es simple vituperio.

Recuerde, lo que pase en la Vía Pública, es Público punto

Twitter: @Dannrivera

Facebook: Vía Públicamx.

Correo: columnaviapublica@gmail.com Fsur.

Anunciate con Nosotros