Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

David Tavernier

Varios organismos internacionales condenaron los asesinatos del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, de la antropóloga Nadia Vera Pérez y el de otras mujeres, perpetrados en un departamento de la ciudad de México, el fin de semana pasado.

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH), expresó su firme condena por el asesinato del reportero gráfico y de la activista Nadia Vera, así como el de las otras tres mujeres en la colonia Narvarte del D.F.

ONU-DH expuso que si las investigaciones periciales confirman que el múltiple homicidio tiene relación con la labor del fotógrafo Espinosa Becerril, “estaríamos en presencia de un acto gravísimo contra la libertad de expresión, que sin duda causa un efecto inhibitorio en el ejercicio del periodismo en México, y preocupa más el hecho de una posible represalia que se haya podido materializar en el Distrito Federal”.

También la organización Amnistía Internacional (AI), sección México, ante el múltiple homicidio, se sumó para hacer un “llamado urgente a las autoridades ministeriales de justicia, para que lleven a cabo una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre estos asesinatos”.

El organismo remarcó que Rubén Espinosa Becerril se hallaba desplazado en Distrito Federal dadas las amenazas que recibió mientras ejercía su profesión en Veracruz, del que destacó: “un estado especialmente peligroso para el periodismo, en el que 14 periodistas han sido asesinados en los cinco años recientes”.

Puntualizó AI que, al tratarse de mujeres las otras cuatro víctimas, “es indispensable que las investigaciones que lleven a cabo, las autoridades consideren como eje fundamental la perspectiva de género”.

Así mismo, la organización independiente de Derechos Humanos, Article 19, en su Oficina para México y Centroamérica, expresó en un comunicado que “el homicidio de Rubén Espinosa marca un nuevo hito en la violencia contra la prensa en México”. Agrega que “es la primera vez que un periodista desplazado es asesinado en el Distrito Federal. ARTICLE 19 ve con suma preocupación que la Ciudad de México deje de ser el refugio seguro que albergaba a decenas de periodistas desplazados de otras entidades”.

Subraya la organización que “la violencia de la que había sido víctima Espinosa era públicamente conocida por las autoridades encargadas de proteger periodistas en México. Este homicidio vuelve a poner bajo la lupa la situación de Veracruz y la negligencia de las autoridades locales para brindar protección a los periodistas”. Y puntualiza: “Hoy, esta entidad sigue siendo el lugar más peligroso para la libertad de expresión en toda América Latina”.

Por lo que, Articulo 19 “hace un enérgico llamado a la Secretaría de Gobernación y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para que desde sus facultades hagan todo lo posible para brindar justicia. Al mismo tiempo, hacemos el llamado para que la Procuraduría General de la República atraiga el caso y disponga de todos los recursos del Estado mexicano para dar con los responsables del homicidio”.

En el mismo tono de preocupación por el hecho violento, el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social condenó los asesinatos, e hizo un llamado a las autoridades “a realizar una investigación pronta, expedita e imparcial que esclarezca este atroz crimen, y que tenga en cuenta las amenazas recibidas por Rubén a consecuencia de su labor, el contexto de agresiones contra la prensa y las y los periodistas en Veracruz, la labor de las personas defensoras de derechos humanos y la violencia feminicida, así como la posible participación de servidores públicos en estos hechos, de forma directa o indirecta”.

Por otra parte, el día lunes pasado, se llevó a cabo una manifestación pacífica en el centro de Comitán, para exigir justicia por las cinco personas asesinadas en la ciudad de México, entre quienes se encontraba la joven antropóloga, activista y promotora cultural, Nadia Vera, y en la que participaron amigos, familiares y reporteros de esta ciudad, en la que también manifestaron su repudio por tales actos de violencia.

Mientras que el lunes pasado, familiares, amigos y colegas del fotoreportero Rubén Espinosa, dieron el último adiós al periodista en el Panteón Civil Dolores en la Ciudad de México. Acto luctuoso que se realizó entre aplausos y exigencias de justicia para él y Nadia Vera, y las demás mujeres asesinadas en la colonia Narvarte. Fsur.

Anunciate con Nosotros