Compartir
Anunciate con Nosotros
Anunciate con Nosotros

David Tavernier

Infames han sido los recientes asesinatos, tanto el del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, radicado en Veracruz, como el de la antropóloga Nadia Vera Pérez, originaria de Comitán, cuyos cuerpos fueron encontrados junto al de otras tres mujeres, que aún no han sido identificados plenamente, en un departamento de la ciudad de México.

Las cinco víctimas fueron halladas muertas en un departamento de la colonia Narvarte del Distrito Federal, el pasado fin de semana del corriente, las cuales estaban atadas de pies y manos, tenían heridas mortales de arma de fuego, además de presentar otras heridas con arma blanca y señales de tortura.

Espinosa Becerril, era colaborador fotográfico en las revistas Proceso, Cuartoscuro y de la agencia AVC Noticias, quien desde junio pasado se hallaba exiliado en la ciudad de México ante las amenazas que enfrentaba por su labor periodística en el vecino estado Veracruz, actualmente una de las entidades más peligrosas en el país para ejercer este oficio.

El pasado 15 de junio, la organización independiente defensora de los Derechos Humanos, Artículo 19, en su oficina para México y Centroamérica, activó una Alerta sobre el caso de Rubén Espinosa, en la que se denunciaba una situación de hostigamiento en la labor del periodista:

<<El miércoles 10 de junio, por la mañana, el fotoperiodista notó a una persona afuera de su casa, en Xalapa. “No le di mucha importancia y seguí camino a realizar mi trabajo”, relató Espinosa en entrevista con ARTICLE 19. En la tarde, dos individuos más permanecían frente a su hogar. “Tres me veían de manera agresiva, ahí se encontraba el primer sujeto, quien aparentemente me tomó una foto y me hizo una seña como de ‘¿Qué pedo?’”. En la noche, cuando regresaba a su casa, dos personas lo siguieron, por lo que se refugió en una tienda de artículos para bebé. Minutos después, el fotoperiodista continuó su camino. Antes de llegar observó que afuera de su casa otras dos personas lo esperaban. Cuando lo vieron caminaron hacia él y Espinosa se hizo a un lado para dejarlos pasar. Éstas se detuvieron, lo miraron fijamente y se fueron>>.

Continúa: <<Un día antes, el comunicador encabezó el acto de la recolocación de una placa en honor a la periodista Regina Martínez, asesinada en la misma entidad el 28 de abril de 2012. Espinoza, quien se especializa en la cobertura de protestas sociales, indicó que en los últimos años le han dificultado cubrir eventos del gobierno local>>.

En una semblanza que publicó la revista Proceso, sobre la carrera profesional y asesinato de Espinosa Becerril, dice, fue: “Acérrimo crítico de la violencia hacia sus colegas (periodistas)”, en el estado de Veracruz.

Por otra parte, la antropóloga y promotora cultural, Nadia Vera Pérez, era originaria de esta ciudad de Comitán, tenía 32 años de edad, quien realizó sus estudios profesionales en la Universidad Veracruzana, y radicaba en Veracruz.

Vera Pérez, recientemente colaboró con sus opiniones en el reportaje “Veracruz, la fosa olvidada”, elaborado por la organización de televisión por internet Rompeviento, en el que se documentan las desapariciones de personas en aquella entidad, y presentado en noviembre de 2014.

En el cual, sobre esa entidad federativa, dijo: “Aquí la mercancía eres tú”, explica: “A ti te agarran como mujer para la trata, a ti como estudiante para el sicariato. Aquí el problema somos todos nosotros, que les estorbamos tanto al Gobierno como al narco; estamos ante dos frentes de represión, ilegal y la legal. Porque el narco es el que gobierna en este estado. El narco es el que está rigiendo; los ‘Zetas’ literalmente son los que tienen todo este estado manipulado, regido; aquí te cobran derecho de piso, aquí te cobran por tener un bar, te cobran por trabajar”.

Sobre el actual gobernador del estado de Veracruz, Nadia Vera, señaló en el reportaje: “Y también hay que entender el contexto de quién es Javier Duarte Ochoa: tú dale un poquito de poder a un ignorante, y es lo que sucede. Porque ni siquiera tiene conciencia del costo político de nada. A Regina Martínez (periodista) la mataron, y no pasó nada. Acaban de matar también a Gregorio Jiménez, otro periodista, y no pasó nada”

Rubén Espinosa y Nadia Vera, fueron afanosos activistas en Veracruz, quienes denunciaron públicamente tanto la violencia como la impunidad desatada a partir de 2010, cuando asume el gobierno del estado Javier Duarte de Ochoa.

Artículo 19, en su primer informe semestral 2015, “Más violencia, más silencio”, documentó 227 agresiones contra la prensa en México, de entre las que subrayan, el asesinato de seis periodistas: Moisés Sánchez, Armando Saldaña y Juan Mendoza, en Veracruz; Abel Bautista y Filadelfo Sánchez, en Oaxaca; y Gerardo Nieto, en Guanajuato.

Finalmente, cabe resaltar, que del año 2000 al 2015, son 103 los periodistas asesinados, siendo Veracruz y Chihuahua las entidades federativas con mayor número de homicidios de comunicadores, con 16 cada uno, recapitula el periódico “La Jornada” en uno de sus artículos, luego del más reciente acontecimiento de violencia perpetrado contra un comunicador. Fsur.

Anunciate con Nosotros